Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Palco Vip   -   Sección:  

No hay miedo

Daniel Sanabria
Daniel Sanabria
miércoles, 25 de junio de 2008, 08:07 h (CET)
Todos pensamos, y seguramente estemos en posesión de la verdad, que pasarán muchos años hasta que volvamos a vernos en una situación tan favorable. En semifinales, contra un equipo que no asusta y que hace unos días les metimos cuatro, y con ningún gran rival que nos pueda esperar en la final. Porque Alemania, aunque sea ese equipo que siempre gana, no es un rival que asuste, como por ejemplo, asustan Italia, Francia, Brasil o Argentina. Al menos a mí.

Por esta y muchísimas otras razones el jueves no podemos fallar, aunque lo peor ya ha pasado, que era ganar a Italia, que es como ese fantasma que te persigue toda la vida, nosotros Peter Pan y los italianos nuestra sombra. Ahora ya hemos superado nuestro pasado y no hay ningún miedo más, porque como nunca hemos estado en esta situación no hay miedo de perder en semifinales. El miedo era perder en cuartos y eso ya no se puede.

Pero eso no quiere decir que tengamos la final asegurada. Probablemente todos, incluidos los jugadores de la Selección, vieron el Holanda-Rusia, y si no lo vieron, supongo que Luis no habrá dudado ni un instante en ponerles el partido en DVD. Así tenemos que aprender la primera lección post-cuartos de final: no hay rivales pequeños aunque enfrente tengamos a una pléyade de rubitos con el mismo nombre y los mismos ojos azules. Si están ahí, es que algo saben hacer con la pelota.

La mentalidad con la que hay que afrontar ese partido es como si fuera la misma final. Todos dábamos a Holanda como uno de los favoritos y los rusos se los comieron en la prórroga por 3-1 y pudieron ser más. Así que ahora que nos dan a nosotros como favoritos, lo que hay que hacer es no cometer el mismo error que los holandeses. Si España mantiene la línea de juego, ganas y concentración que en los cuatro partidos anteriores, la bolita debería caer en las casillas rojas y no en las negras.

Y después estarían los alemanes. Me permito el lujo de eliminar con un teclado de ordenador a la selección de Turquía, porque contra Alemania los milagros no existen, y si a eso unimos las lesiones y las sanciones que acarrean, el once titular que Fatih Terim pondrá el miércoles sobre la moqueta es el de una selección de cuarta fila y siendo generosos. Las opciones de los turcos se reducen a una pócima mágica como la de Asterix y Obelix, y a que los alemanes salgan pensando que ya han ganado el partido.

Y en la gran final es donde España no fallaría. Alemania no es un equipo con la misma aureola que Italia, no saben defenderse tanto ni tan bien, ni tienen un portero de garantías como Buffon. Y España ataca mucho y pregunta poco. Creo que teníamos más opciones de perder el domingo ante Italia que el día 29 ante Alemania. Mi apuesta ya está hecha: si ganamos a Rusia, somos campeones.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris