Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Con el telar a cuestas  

Te sienta de pena el disfraz de rencorosa, Tina

Ángel Sáez
Ángel Sáez
lunes, 23 de junio de 2008, 01:57 h (CET)
Mi vida:

La estresante existencia que vienes soportando (recibiendo palos desde todos los lados –de unos, por supuesto, más que de otros, claro-) la tienes que reorientar. Porque te va la vida en ello. No sé si te has dado cuenta, pero acabas de apostarte el resto, el mismísimo pescuezo. Hazlo por tu Félix, al menos.

Entiendo que estés dolida y aun quejosa con tus hijos, pero no te cuadran, ni encajan, ni vienen como alianzas a sus preceptivos anulares los papeles de envidiosa, odiosa o rencorosa. Además, los tres adolecen de la misma tara, el efecto bumerán.

Eres libre de tomar o dejar de tomarte la tableta. Si ves que con las tilas te tranquilizas, pues habrás hecho bien, lo correcto. Prueba a tomar la mitad, como viene haciendo el menda con el oblongo Eneas. A ver cómo te encuentras.

Si vuelves a sentir mareos, propónles que te ayuden, que te echen una mano, porque, en el caso contrario, tendrán que hacerse las cosas ellos. Diles que, por los derroteros que vas, pronto te llevan al cementerio. No te importe que les entre un poco de canguelo y que te tengan una pizca de lástima.

Guarda todo el reposo que puedas. Relájate y come mucha fruta. Aliméntate a conciencia (somos lo que comemos). Yo hago lo propio. Hoy, verbigracia, mis análisis, estupendos. Mucho colesterol bueno y escaso malo. La creatinina, incluso, más baja de lo habitual.

Por cierto, que los del “finde” son, para este andóbal de Cornago, como cualesquiera otros días de la semana. Si me llamas al fijo o al móvil, también podrás escuchar mi voz al otro lado del teléfono. Ya sabes que no acostumbro a salir de casa (menos, de juerga). Acaso pruebe a hacerlo extraordinariamente contigo.

Tres cuartas partes de lo mismo me ocurrió el otro día a mí, Tina. Me hago cargo de la carga.

Si yo el sol, tú eres una constelación y aun el mismísimo Camino de Santiago.

Aunque no me veas, soy tu sombra (ya sabes, ¿lo mejor del sol?, la sombra), tu buena sombra. Camino un metro por delante, a la par, o un paso por detrás de ti. Siénteme, porque estoy a tu vera, besándote ahora en la frente.

Te admira, adora, ama y mima tu

Félix Unamuno.

Noticias relacionadas

Andalucía, una ocasión para la izquierda

​​El ministro de Agricultura, Luis Planas, fue el orador invitado por la Agencia de Noticias Europa Press en su último Desayuno Informativo

Observaciones singulares

No basta con hablar de encuentros, es necesaria una mayor discriminación de los contendios tratados

Mantenerse en sus trece

Es triste contemplar la terquedad y cabezonería de los políticos y su incapacidad de dialogar ni de buscar puntos de encuentro

¿Será Theresa May la nueva Dama de Hierro?

¿Hacia un Brexit caótico?

Teoría de la suposición de Ockham

Guillermo de Ockham elaboró una sutil filosofía del lenguaje
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris