Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

Llegó la hora de la vendetta y de los cuartos

Jorge Dargel
Jorge Dargel
sábado, 21 de junio de 2008, 03:00 h (CET)
Por fin llegó la hora en la Eurocopa de Suiza y de Austria que muchos españoles esperábamos con el corazón, pero que con la cabeza preferíamos que no ocurriese. España se cruza en cuartos de final con Italia. ¡Mamma mia! Y es que hemos tenido que esperar dieciocho años para volver a enfrentarnos en cuartos a Italia en una competición internacional, concretamente desde el Mundial de Estados Unidos ´94, y además lo hacemos en nuestra fatídica fase de toda la vida.

Como siempre y antes de comenzar las competiciones, las esperanzas españolas por el título europeo son multitudinarias, más aún cuando se ganan los tres partidos de la fase previa con una buena imagen y con el ‘pichichi’ Villa en nuestras filas. A pesar del notable juego español y de acabar líderes de nuestro grupo, todos los españoles tenemos en la memoria el cruce de cuartos. ¡En cuántas ocasiones las ilusiones de todo un país se han ido al ‘garete’ por los dichosos cuartos! ¿Se acuerdan de la Eurocopa de Francia ´00 o del Mundial de Corea ´02?

Estos son los casos más recientes, pero quizás el que más dolió fue el de enfrentamiento contra Italia en el Mundial de EE.UU. en 1994. La selección española tuvo muy cerca eliminar a la italiana, con una ocasión clamorosa de Julio Salinas, pero como casi siempre pasa, Roberto Baggio consiguió el 2-1 a favor de los transalpinos a falta de diez minutos para el final del partido. No sólo dolió la derrota, ya que Tassotti soltó su brazo a relucir hacia Luís Enrique dentro de su área. Penalti y expulsión clarísima, pero el árbitro no vio nada y España para casa. Ahora el destino nos ofrece la oportunidad de la venganza o ‘vendetta’ para ellos, eso sí, de forma deportiva.

Italia, cuatro veces campeona del Mundo, la última vez en Alemania en 2006, y una de Europa, parte como favorita dado su currículum y su carácter competitivo, pero por juego y calidad de jugadores, España debe ganar el trascendental encuentro del domingo. Los ‘azzurri’ son unos especialistas en el ‘catenaccio’, en la racanería y en fútbol simple y directo, sin embargo, tiene una faceta esencial para ganar, saben manejar los tiempos con maestría y sacan a relucir las marrullerías en los momentos decisivos y esa mentalidad ganadora a la hora de la verdad.

Esta es la ocasión para olvidar de una vez santa dos eternos miedos españoles, los cuartos e Italia. Si logramos eliminar a Italia, el potencial anímico de la Selección se incrementará con creces para las semifinales y le devolveremos a los ‘todopoderosos’ italianos lo de Estados Unidos. Por el bien del fútbol, España debe ganar, pero el deporte muchas veces no es justo como se ha comprobado con este combinado nacional en tantas ocasiones. Ojalá cambie la diosa fortuna a partir del domingo.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris