Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Mitre, el Obispo y su canciller

Luís Agüero Wagner
Redacción
jueves, 19 de junio de 2008, 09:09 h (CET)
La división Argentina no es política, dado que no se tratan de dos partidos sino de dos países sentenció alguna vez Juan Bautista Alberdi, ante la evidencia de que en vísperas de la guerra contra el Paraguay el dictador argentino Bartolomé Mitre había emprendido una limpieza étnica contra el gauchaje del interior mediterráneo argentino.

El tiempo y los hechos demostraron que Alberdi no se equivocaba, dado que uno de los países importaba inmigrantes, leyes, principios morales y éticos, entendiendo a la Argentina como una sociedad anónima crucificada en la pizarra de las cotizaciones de la bolsa, que debía entregar territorios, hipotecar ferrocarriles, ceder tierras a la especulación. Otro enraizaba en pueblos que luchaban con obstinación por encontrarse con su destino, la forma propia de vivir o de encontrar la muerte sin atender a interés foráneo, aspiraciones sectarias ni teorías alejadas. No faltaron a esa segunda Argentina, bella como las causas perdidas, sus voces augurales y enamoradas, ni tampoco mártires y sacrificios fecundos.

Tal vez el mejor exponente de la primera sea Mitre, quien el historiador inglés H.S. Ferns calificó alguna vez como un patriota argentino cuyo corazón había sido colonizado por el temperamento victoriano. Ferns sabía de lo que hablaba, dado que en marzo 1863 Mitre había obsequiado 300 mil hectáreas de las más espléndidas tierras argentinas a ferroviarios ingleses, además de delegar en el recién fundado Banco de Londres la responsabilidad de nominar a quien debía ser Ministro de Hacienda de su gabinete. Luego admitirá al representante diplomático Edward Thornton como asesor de su gobierno con derecho a participar en el consejo de ministros.

Pero Mitre no estuvo solo en su aventura. En 1872 se vendería a la Central Argentina Land Co. un inmenso territorio en Santa Fe por una séptima parte de su valor con la esperanza de que sean colonizados por William Perkins. En julio de 1882 se llegó a hipotecar el mismo Ferrocarril Oeste al Reino Unido y en 1880 una empresa de Liverpool adquirió más de 72 leguas cuadradas a mitad de precio para especulaciones inmobiliarias. El South American Journal calificaría a la Argentina por ese entonces como el “mayor cliente (léase pagador) de los ingleses en el mundo”, algo así como la consagración del cipayismo.

Me vino a la memoria la imagen de Bartolomé Mitre y de su controvertido legado a la región, así como de las consecuencias para el Paraguay del genocidio que se gestó en 1865 de la mano de sus ambiciones, sus intrigas, y de sus compromisos con Argentina y Brasil, a raíz del nombramiento como canciller del obispo de los pobres, teólogo de la liberación y clérigo-presidente electo del Paraguay Fernando Lugo, de la ingeniera Milda Rivarola.

En la década de 1990, la citada canciller del gobierno hidronacionalista y teocrático del obispo encabezó una campaña “revisionista” contra los héroes paraguayos y sobre todo contra el Mariscal Francisco Solano López, quien prefirió morir antes que capitular ante las fuerzas del imperialismo inglés que instrumentaba en ese tiempo a una triple alianza entre las oligarquías de Montevideo y Buenos Aires con la monarquía esclavista (mal llamada esclavócrata por algunos) entonces con sede en Rio, el imperio del Brasil.

Integrante del entorno del presidente Juan Carlos Wasmosy, la ingeniera agrónoma Milda Rivarola se arrogó funciones de asesora en temas históricos de dicho gobierno, que entregó condecoraciones a miembros de la familia Rockefeller, vinculada a través de su empresa a la guerra del Chaco que se desencadenó por la posesión del subsuelo de la región. Rivarola, descendiente de Cirilo Rivarola (integrante del triunvirato cipayo nativo al servicio de las tropas mitristas y brasileñas que ocuparon Paraguay) también es conocida por sus vínculos con el grupo La Nación de Buenos Aires y por ser promocionada por organismos de penetración imperialista en Paraguay como USAID, que responden directamente a la embajada norteamericana (ver (verhttp://www.cird.org.py/periodico/200607/noticia27.php)

Ahora como canciller, no sería extraño que la citada vocera de las coacciones externas y propaganda desnacionalizante pretenda ceder a la Argentina también el Chaco Boreal, donde Sarmiento quería establecer una colonia norteamericana.

Después de todo, el Paraguay acaba de ser recolonizado por Roma y volvió a convertirse en la idílica república de Dios que fundaron los jesuitas, aunque en versión burguesa, contrabandista y falsificadora.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris