Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

Cuando los ‘justicieros’ se convierten en agresores

Jorge Dargel
Jorge Dargel
sábado, 14 de junio de 2008, 08:19 h (CET)
Podría hablar sobre el buen papel que ha realizado la selección española de fútbol en su debut en la Eurocopa este martes, pero mi ética profesional me hace imposible obviar un hecho denunciable que ocurrió el pasado domingo en el partido de playoff por el ascenso a Segunda División entre el Alicante F.C. y la SD. Ponferradina disputado en el estadio Rico Pérez. Además, tuve la ocasión de poder contemplar este suceso a pocos metros de donde ocurrió.

Y es que al finalizar el encuentro y a priori sin causa justificable, las fuerzas de seguridad del Estado, en concreto la Policía Nacional, empezaron a excederse con violencia hacia una joven aficionada de la Ponferradina. El choque no había tenido ningún problema en el fondo sur donde estaban alojados los dos mil aficionados al equipo berciano, todo lo contrario, pues los seguidores blanquiazules sólo se dedicaron a animar, algo que llevan como emblema por cada ciudad donde se desplazan y que es reconocido por sus rivales.

Cuando casi todo el mundo había abandonado dicho fondo y tan sólo quedaban unos pocos seguidores blanquiazules, sucedió el mencionado acontecimiento. Sin ‘ton ni son’ una chica era atrozmente apresada entre varios policías nacionales mientras uno de ellos se excedía con su porra en el rostro de la joven. Tras caer al suelo fue golpeada y posteriormente cogida y llevada como si se tratase de un animal salvaje. Al observar esta atrocidad, las decenas de aficionados que aún no habían desalojado su asiento empezaron a chillar para que las fuerzas del orden parasen de golpear a la seguidora. Pero en vez de detener las acometidas, prosiguieron contra más seguidores de la Ponferradina que se acercaban a pedir que se acabara tal violencia injustificable.

De este modo, tres aficionados blanquiazules fueron detenidos mientras decenas de personas veíamos atónitos los sucesos. Hasta algunos de los propios compañeros del policía nacional y de la seguridad privada del Alicante se quedaron perplejos de la brutalidad con la que dicho agente arremetió contra la joven. Seguidamente, los insultos y la indignación fueron en aumento ante la injusticia vivida en el fondo norte del Rico Pérez. Qué paradoja, mientras algunos seguidores del Alicante habían saltado al campo para acercarse e increpar a los seguidores blanquiazules, estos últimos centraban la atención de la policía mientras sólo se dedicaban a cantar “A Ponferrada me voy…”.

Lo de menos era la derrota por dos a cero, los casi mil kilómetros de desplazamiento o la lluvia soportada durante casi todo el partido. Sin lugar a dudas fueron estos desgraciados acontecimientos que empañan cualquier tipo de festejo deportivo. Supongo que esos policías nacionales o miembros de la seguridad privada dormirían perfectamente esa noche, pero hay uno de ellos que no debería tener la conciencia muy tranquila. Para que se hagan una idea cuando todo el mundo le increpaba por sus bestiales ataques, el esbozaba una sonrisa… Se supone que las fuerzas de seguridad del Estado están para proteger al ciudadano, pero en esta delatable ocasión, el defensor se transformó en agresor. Con más INRI, varios policías denunciaron a varios aficionados algunos daños físicos. Ah, se me olvidada, esa chica que sufrió tal somanta de palos es probablemente menor. Esto es lo que pude ver con mis propios ojos, ahora juzguen ustedes.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris