Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Atención al agresor, ¿Dígame?

Pilar Martínez de la Torre
Redacción
sábado, 14 de junio de 2008, 08:18 h (CET)
"Tenemos la obligación de promover una reflexión acerca de los nuevos roles de los hombres en el siglo XXI y atender a las nuevas formas de masculinidad", declaró la joven ministra de Igualdad, Bibiana Aído, en una entrevista a TVE.Y añadió : "No estamos hablando de un teléfono para maltratadores; estamos hablando de un teléfono para hombres, que les ayude a resolver sus dudas, porque es cierto que hoy muchos hombres se encuentran perdidos ante el inicio de la ruptura del sistema patriarcal y muchos presentan dudas acerca de cómo asumir su paternidad, la corresponsabilidad, en el cuidado de sus hijos e hijas, en las tareas domésticas, sobre su salud homosexual... Son muchas las cuestiones que plantean y entendemos que si estamos trabajando también en la cuestión de los maltratadores, es imprescindible que trabajemos en la prevención".

Esto me recuerda al famoso Robin, el ciberconsejero para jóvenes y adolescentes, que después de varios meses desde su creación sigue empacho de porquería y cada vez que intentas contactar con el te responde:

En este momento estoy actualizándome, vuelve pronto y estaré encantado de resolverte tus dudas.

Mientras tanto puedes mandarme un correo a robin@msc.es con tus dudas.
¡Hasta pronto!
Y es que tanta insensatez, tanta chorrada, tanta inutilidad y tanto sinsentido (que costará alñ contribuyente miles de euros) es un tema tan serio que solo podemos tomárnoslo a broma.

ATENCIÓN AL AGRESOR, ¿DÍGAME?

- Oficina de atención al agresor, ¿en qué puedo atenderle?
- Verá, esto es muy violento. Acabo de llegar a casa y me he encontrado a mi mujer en la cama con su jefe. Siento un deseo irrefrenable de partirle la cara a ella y vaciar el cargador de mi escopeta de caza sobre él.
- Tranquilo, señor…
- ¿Tranquilo?
- Verá… señor…
- ¡Yo los mato a los dos!
- Por favor, cálmese.
- No puedo … yo la quiero. ¿Cómo puede hacerme esto? Creía que ella también me quería. Cuando nos casamos nos prometimos fidelidad …
- Perdón, ¿qué se prometieron?
- Fidelidad.
- Lo siento, voy rellenando una ficha con sus datos mientras me cuenta su caso, pero los ordenadores del Ministerio de Igualdad no reconocen esa palabra. No debe estar incluida en el diccionario eufemístico del PSOE.
- ¡¡¡Déjese de gilipolleces!!! Voy a cargar la escopeta.
- Verá, vamos a buscar una solución pacífica, ¿por qué no dialoga con ellos?
- ¿Dialogar? ¿Cómo Zp y ETA? Oiga, que yo no soy Josep Lluis, que yo soy un cornudo muy cabreado.
- ¿Por qué no se va a la cama con ellos?
- ¿Queeeeeé?
- Sí, desde el Ministerio, para su caso pensamos que es la mejor solución.
- ¡¡¡¿¿¿???!!!
- Sí, hombre, un trío siempre es más placentero que acabar en la cárcel por eliminar al amante de su pareja.
- Bueno, si voy a la cárcel por matar a un tío, siempre podré recibir la llamada redentora de Mª Emilia Casas.
- Le digo que es mejor un trío.
- ¿Un trío?
- ¡Sí! Como en los locales de orgías, pero gratis y en petit comité.
- Oiga, que yo no soy un m… que se acuesta con tíos y menos con el amante de mi mujer.
- ¿Cómo dice?
- ¡Qué no soy m…!
- Lo siento, pero mi pc no reconoce esa palabra. Será que no aparece en el compendio lexicográfico de Zeroland.
- ¡Yo no he hecho nunca una orgía, y menos con tíos!
- Pues alguna vez hay que empezar. Le aseguro que es muy placentero. No se cierre a nuevas experiencias.
- ¡No puedo, no sé! ¡Quiero matarlo!
- Si es porque no sabe, tiene arreglo. ¿Tiene hijos en edad escolar?
- Sí, dos, con mi mujer, con la quien nos prometimos fidelidad para construir una familia, un hogar …
- Esa palabra tampoco la reconoce mi ordenador.
- ¿Mujer?
- No, hogar.
- ¡A mí qué me cuenta! ¿Qué pintan mis hijos en todo esto? Además, se supone que este teléfono es para desahogarse antes de agredir.
- Verá, coja el libro de Educación para la Ciudadanía de sus hijos.
- ¡Oiga, si no me da soluciones, monto aquí la de Puerto Urraco! ¿De qué libro me habla?
- Es el libro de la nueva asignatura que estudian sus hijos. Ahí puede leer cómo una orgía es una opción. También puede consultar Alibabá y los 40 maricones.
- Mire, como siga diciendo gilipolleces, me presento con la escopeta en el Ministerio.
- No, hombre, cálmese. Sólo quiero que entienda que tener relaciones sexuales con hombres no es malo. ¿Qué edad tiene?
- 49. 49 años de heterosexualidad convencida, señora.
- Claro, pertenece a una generación, que aún sufrió los coletazos de la represión tardofranquista. Le recomiendo que estudie con sus hijos educación para la ciudadanía.
- ¿Qué coño dice?
- Por favor, cálmese. Si hace los deberes con sus hijos, descubrirá, al igual que ellos que la relación homosexual es sólo una opción más. También puede leer el cómic del kamasutra que le recomiendo …
- ¿Me está diciendo que a mis hijos le enseñan eso en el colegio? Pero si sólo tienen 12 y 13 años.
- Es la edad perfecta para iniciarse en el sexo.
- ¿Cómo? ¡Mi niña de 13 años! ¡NOOOO!
- Mantenga la calma. Le aseguro que hacer un trío le relajará.
- ¿Sabe lo que le digo? Vaciaré la escopeta sobre los testículos de ese cretino; luego me dirigiré al Ministerio de Igualdad, lanzaré unos tiros sobre usted. Y lo terminaré de vaciar en el Ministerio de Educación.
- No, caballero, piénselo bien, váyase a la cama con su pareja y su amante.
- ¡NO ES MI PAREJA, ES MI MUJER! ¡NNNNOOOOOOO, NOOOOOOOOO!

¡¡Mamá, mamá!!, ven corriendo , papá se quedó dormido en el sofá mientras veía el telediario y está gritando mucho entre sueños. Coge el mando como si disparase con una pistola.

- Cariño, cariño, despierta.
- María, ¿eres tú?
- Sí, cielo. ¿Qué te pasa?
- ¿Me quieres?
- Claro que te quiero, lo sabes.
- ¿Para siempre?
- Sabes que desde hace 15 años, y para toda la vida.
- La fidelidad existe, tú eres fiel.
- Cariño, estás muy raro, ¿qué te pasa?
- Amor mío, ha sido terrible. Me quedé dormido tras escuchar en el telediario que el Ministerio de Igualdad había establecido “El teléfono del agresor”.

____________________

Pilar Martínez de la Torre Vidal. Licenciada en Hispánicas y colaboradora en varios medios de comunicación

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris