Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   EUROCOPA - 2ª JORNADA (GRUPO B)   -   Sección:   Fútbol

Croacia sorprende a Alemania y se encamina a cuartos (2-1)

Los de Bilic muy superiores, el 2-0 mostró el camino
Redacción
jueves, 12 de junio de 2008, 20:48 h (CET)
Sorpresa en el grupo B. Pese a que Croacia apuntaba cosas, pocos esperaban la derrota alemana. Pero, Croacia, dirigida por un sensacional Modric se encargó de romper los pronósticos. Srna, en la primera mitad y Olic en la segunda, marcaron el camino. Podolski impregnó de esperanzas con el 2-1, pero estas no llegaron a materializarse. Schweinsteiger fue expulsado en los minutos finales. Croacia a cuartos y Alemania se la jugará en la última jornada

FICHA TÉCNICA
2- Croacia: Pletikosa(2); Corluka(2), Robert Kovac(2), Simunic(2), Pranjic(2); Srna(3), Niko Kovac(2), Modric(3), Rakitic(2); Kranjcar(2), Olic(3)
1- Alemania: Lehmann(-); Lahm(1), Mertesacker(1), Metzelder(1), Jansen(-); Fritz(-), Frings(1), Ballack (1), Podolski(2); Klose(1), Mario Gómez(-)
Cambios: En Croacia Petric (1) por Olic (min.72), Leko (1) por Srna (min.80), Knezevic (1) por Kranjcar (min.86) y en Alemania Odonkor (1) por Jansen (min.46), Schweinsteiger (1) por Mario Gómez (min 64), Kuranyi (1) por Fritz (min 83)
Goles: 1-0 Srna min 23, 2-0 Olic min 63, 2-1 Podolski min 80
Árbitro: Frank de Bleeckere (belga) (2). En los locales amonestó a Srna (26´), Simunic (45´) y Modric (92´). En los visitantes expulsó a Schweinsteiger (92´). Amonestó a Ballack (75´) y Lehmann (93´)
Incidencias: 50.000 espectadores en el Worthërsse. Terreno de juego en buenas condiciones.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: La imagen croata
Ante Austria se mostraron excesivamente conservadores y pese a su triunfo despetaron dudas, que se han disipado con un buen partido ante Alemania. Croacia apunta su candidatura a hacer un buen papel en la Eurocopa
Lo peor: Lehmann
Pese a que se llame Lehmann y tener una dilatada carrera a sus espaldas, con una consiguiente experiencia, está en su cuesta abajo y Löw debería sentarle al banco. Un error suyo supuso el 2-1
El dato: Como en el mundial de 1998
En aquel entonces, dio la sorpresa eliminando a Alemania y llegó a semifinales. Ahora, ha dado de nuevo la sorpresa…¿será esto otro presagio de otra hazaña croata?
Manuel Monfort

A todos nos gusta que nuestro equipo cuente con estrellas. Pero, evidentemente tener un buen bloque es más efectivo que tener cracks. Por nombres, evidentemente, Alemania le ganaba a Croacia. En el fútbol, muchas veces deciden las individualidades, pero prima mejor un buen grupo que la inspiración de los jugadores llamados a decidir un partido.

Así fue como sucedió. La inspiración de Ballack, Frings, Schweinsteiger, Klose, Mario Gómez no apareció y el resultado, una derrota. Croacia, con la lección bien aprendida, no tiene los nombres de Alemania, pero pone de manifiesto el espíritu de equipo. Se muestra como una escuadra compacta y hace las cosas sencillas, darle la pelotita a Modric y el sabe lo que hacer, ve huecos, distribuye con criterio y encima dirige. Además, buen manejo de las bandas, Srna y Rakitic fueron cuchillos afiliados. ¿El premio? la clasificación para cuartos.

Y eso que los minutos iniciales parecieron mostrar un guión bien distinto, con Croacia y Alemania respetándose en exceso. Daba la impresión que se habían olvidado de ello, es como si jugaran sin recordar para que jugaban, es decir, parecía que se habían olvidado de dar sentido a lo que da sentido a este deporte. El gol.

Pero, Croacia se encargó de romper todos los pronósticos y sorprendió a Alemania, rompiendo así el equilibrio inicial. Dos protagonistas con papel en esta obra, Pranjic y Srna. Con el primero centrando y con el segundo erigiéndose en el modo protagonista, fusilando a Lehmann y aumentando así las ilusiones croatas. Ya apuntaba Croacia a algo en esta Eurocopa y ya avisó de ello dejando KO a Inglaterra. Un presagio de lo que iba a venir.

Tristeza en Alemania, la brújula no indicaba el horizonte deseado, señalaba derrota y no les quedaba otra que invertir el rumbo. Entonces, salió el orgullo alemán, el empuje dio lugar a aproximaciones peligrosas, aunque con más corazón que cabeza. Ballack mostró como debe lanzarse una falta, bien dirigida al arco, pero también, Pletikosa mostró como debe detenerse un golpe franco directo. Buscó también una de las especialidades marca de la casa. El juego aéreo. Klose y Metzelder dispusieron de dos buenos cabezazos, pero el destino de estos no estuvo encaminado entre los tres palos.

A Löw no le gustó lo visto en el primer acto y movió ficha, entró Odonkor por Jansen. Alemania lo agradeció y encerró a los croatas, aunque no logró lo que tanto deseaban, ya que el dominio apenas se materializó en ocasiones. Tan solo se vio un lanzamiento muy desviado de Ballack. Insuficiente para derrocar el entramado croata. Los de Bilic, superiores.

Pero, si para Alemania las cosas iban mal…aún fueron peor. Más si cabe, el 2-0 vino precedido de un error germano. Los críticos ya avisaron y tenían razón. Lehmann ha perdido velocidad y su lentitud podía costarle más de un disgusto a Alemania. Cierto. Quedó demostrado con un centro desde el costado derecho que se estrelló en el palo y que pilló al meta germano fuera de sitio. Olic fue más listo y recogió el rechace para aupar a las gargantas croatas a cantar con fuerza el segundo.

Alemania quedó seriamente herida de muerte. Croacia, incluso pudo conseguir el tercero, no lo hizo y vio como los germanos les reducían diferencias. Podolski puso emoción y esperanzas a los suyos, tras enganchar una volea, ante la que nada pudo hacer Pletikosa. Parecía muerta, pero no. Nunca puedes dar a nadie por acabado y menos a Alemania.

Pero, Croacia supo leer muy bien el partido y defendió el 2-1 de la mejor manera posible. Deberían aprender los equipos y que mejor manera de defender un resultado que manteniendo la posesión, manera mucho más efectiva que la utilizada por muchos, encerrarse atrás. Alemania, tras ver que quería y no podía, perdió los nervios. Schweinsteiger fue el ejemplo en este caso y dejó a su equipo con diez ya con el tiempo añadido.

Noticias relacionadas

'Manita' del Sevilla para iniciar el camino a la sexta

Subsanando los errores en LaLiga

El Betis domina en Grecia, pero no culmina

Los de Setién empatan sin goles con Olympiacos en su vuelta a Europa cuatro temporadas después

La RFEF impedirá que el Girona-Barça se dispute en Miami

Enviarán una carta a Javier Tebas con la prohibición

Bayern y United vencen a domicilio y el City pincha en casa ante el Lyon

CSKA Y Plzen empatan; El Madrid, líder

El Real Madrid inicia la reconquista en 'modo campeón'

Los de Lopetegui, en busca de la cuarta 'Champions' consecutiva, dominan a la Roma de principio a fin
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris