Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   EUROCOPA - 2ª JORNADA (GRUPO A)   -   Sección:   Fútbol

Turquía se carga al anfitrión (1-2)

Yakin adelantó a Suiza, pero Semih y Turan, en el 92, remontaron para los otomanos
Redacción
miércoles, 11 de junio de 2008, 23:43 h (CET)
Turquía acabó con el sueño suizo en la segunda parte de un partido disputado y condicionado por una gran tromba de agua que encharcó el césped del St. Jacob-Park de Basilea. Los helvéticos se adelantaron a la media hora de juego gracias a un tanto de Hakan Yakin. Pero un cabezazo de Semih Senturk y un derechazo de Turan, en la prolongación del partido, permiten a los turcos mantener intactas sus opciones de llegar a cuartos de final y, de paso, vengarse de Suiza.

FICHA TÉCNICA
1- Suiza: Benaglio (1), Magnin (1), Muller (1), Senderos (2), Lichsteiner (1), Inler (1), Gelson (1), Behrami (1), Barnetta (1), H. Yakin (2), Derdiyok (1)
2- Turquía: Demirel (2), Balta (1), Cetin (1), Asik (1), Altintop (1); Aurelio (1), Turan (2), Karadeniz (1); Tuncay (1), Sanli (1), Nihat (1)
Cambios : En Suiza Volanthen salió por Barnetta (65´), Cabañas sustituyó a Gelson (75´) y Gygax a Yakin (85´). En Turquía, Semih Senturk entró por Karadeniz (46´), Topal por Tucay (46´) y Kazim por Nihat (85´).
Goles: 1-0 H. Yakin (31´); 1-1 Semih (56´); 1-2 Turan (92´)
Árbitro: Lubos Michel (Eslovaquia) (2/3). Amonestó con cartulina amarilla a Sanli (30´), Aurelio (40´), Balta (49´) y Derdiyok (54´).
Incidencias: Estadio St. Jakob-Park (Basilea, Suiza). Lleno. Durante la primera parte cayó una tromba de agua que dejó el terreno de juego en malas condiciones.



DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Yakin y Demirel
El delantero suizo marcó un gol y tuvo otras tres ocasiones. Sin embargo, el guardameta turco estuvo a la altura y ganó medio partido con sus intervenciones.
Lo peor: La tormenta de agua

La enorme cantidad de agua que cayó sobre el césped impidió ver un partido de toque y rapidez. A cambio, la victoria turca se volvió más épica y heroica.
El dato: Suiza y el gafe de cuartos
No sólo España tiene gafes. Los helvéticos han participado en tres Eurocopas y nunca han disputado unos cuartos de final. Por tercera vez, Suiza cae en la fase de grupos.
A. Alvarez Rodrigo

Partido épico el vivido en Basilea. Turquía y Suiza sabían antes del inicio del encuentro que el perdedor se iba de la Eurocopa. Y eso que han pasado cinco días desde el inicio. Sin embargo, Suiza ha sido el anfitrión más corto de la historia. Sus aficionados apenas han podido disfrutar de “su Euro” y se van por la puerta de atrás, con mucha más pena que gloria. Las expectativas eran llegar a cuartos, y ahora se tendrán que conformar con sumar, al menos, tres puntos y no acabar con la vergüenza de no puntuar.

El drama, porque al partido se le puede tildar de dramático, se convirtió en épica cuando el cielo descargó con furia una tromba de agua. El césped quedó impracticable y la superioridad técnica suiza, si es que había tal, se quedó en nada. Las fuerzas se igualaron y sólo el más fuerte lograría mantenerse a flote. Los turcos, que en siglos pasados eran dueños del Mediterráneo, están más acostumbrados a jugar sobre agua. Mientras que el Allingui, embarcación suiza campeona de la Copa del Mundo de vela, tuvo que emigrar a Valencia para defender su título por falta agua en su tierra. Los helvéticos no entienden del vital elemento.

Con este panorama de fondo, el más activo del partido fue un turco que juega en Suiza. Hakan Yakin, que sustituyó al lesionado Frei, avisó en el minuto 23 de lo que poco más tarde sería el primer tanto. Su disparo lo despejó con algún problema el guardameta Demirel, quien sería decisivo en la victoria de su equipo. Poco pudo hacer el meta del Fernerbahe cuando un balón largo de Sendero pasó con soltura por encima de Cetin. Derdiyok regateó a Demirel y se la cedió a Yakin. El balón se freno en un charco dentro del área pequeña, pero el delantero llegó antes que Asik para firmar el primer tanto local. Suiza respiraba tranquila. Incluso, dos minutos más tarde, el propio Yakin tuvo el segundo pero falló bajo palos un buen centro de Behrami.

Los turcos, que antes del tanto de Yakin habían lanzado un balón al palo gracias a un remate de Tucan tras un buen centro de Nihat, asimilaron mal el gol en contra y no supieron reaccionar. El descanso les vino de perlas a los de Fatih Terim, quien aprovechó para introducir dos cambios y, de paso, despertar a sus chicos con alguna voz en el vestuario. La entrada del delantero Semih Senturk sería decisiva. Corría el minuto 56 cuando un matemático centro de Nihat puso el gol en la cabeza de Semith.

Turan cercenó el sueño suizo
Sin embargo, los suizos, lejos de venirse abajo, se lanzaron al ataque, aunque con menos puntería que una escopeta de feria. Nihat no llegó a un centro de Tuncay y perdonó el segundo. El partido entró en una fase de locura. Sin centro del campo, los ataques de ambos equipos se intercambiaban. Un golpe turco y de inmediato la respuesta de Suiza. Un contraataque de cuatro rojos contra dos turcos fue la más clara ocasión. El mal estado del césped y la parada de Demirel al disparo de Yakin dieron al traste con las ilusiones del anfitrión.

A falta de tres minutos para el minuto 90, Lubos Michel concedió una falta al borde del área a Suiza. Pero por entonces Kobi Kuhn ya había retirado del campo a Yakin, excelente lanzador de libres directos y el mejor de su equipo. El rudo lateral Magnin lo intentó, pero la barrera envió a córner su disparo. Cuando los suizos se conformaban con el empate y los turcos también, un contraataque bien llevado a cabo por Turan puso sobre la mesa la primera sorpresa del campeonato. Turan lanzó desde la frontal y el balón tropezó en Muller. Benaglio, tardío en la reacción, vio como el esférico entraba llorando en la meta.

Turquía se tomaba la venganza. Dicen que en plato frío sienta mejor. Y los turcos, que fueron excelentes piratas del mar, cercenaron las ilusiones locales. Dos años antes, Suiza eliminó a Turquía del Mundial de Alemania, donde ésta iba a ser “la segunda anfitriona” por la cantidad de otomanos que residen en el país germano. Ahora, los de Fatih Terim han infligido un dolor tremendo a toda Suiza. La Eurocopa se queda huérfana de padre.

Noticias relacionadas

Lemar alarga la recuperación del Atleti

Los de Simeone sellan la victoria en el Coliseum con un doblete del francés

El Real Madrid vence al Espanyol a menos revoluciones

Sin el gran ritmo de su reciente duelo ante la Roma, los blancos también lograron la victoria para situarse líderes a la espera del Barça

Una Real con nueve vence al Huesca gracias a Mikel Merino

El partido pudo haberlo ganado cualquiera de los dos contendientes

'Manita' del Sevilla para iniciar el camino a la sexta

Subsanando los errores en LaLiga

El Betis domina en Grecia, pero no culmina

Los de Setién empatan sin goles con Olympiacos en su vuelta a Europa cuatro temporadas después
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris