Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

‘Piquetes’ no democráticos

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
miércoles, 11 de junio de 2008, 23:05 h (CET)
No lo dice nadie. Los ‘piquetes’ no son democráticos casi nunca. Hay temor a los ‘piquetes’, y se calla. Para tranquilizar y tranquilizarse se les suele llamar ‘informativos’. Pero vean ustedes lo que ocurre en la realidad. Está a la vista. El país casi secuestrado por la huelga, legítima, de unos sectores, que se sustenta básicamente en la acción de unos ‘piquetes’ no tan legítimos, y a veces también víctimas.

Está a la vista que casi nunca se limitan a ‘informar’. Y cuando lo hacen, los modos y el tono que suelen emplear desmienten casi siempre su supuesta ‘bondad’. No quedan ya ciudadanos tan ingenuos que se lo crean. Los ‘piquetes’ , como el mismo nombre dice, suelen ‘picar’ (pinchar, herir, etc), de una forma u otra. En suma, coaccionar.

Veamos como los define , por ejemplo, la Gran Enciclopedia Catalana: “grupo poco numeroso de personas que en una huelga, una revuelta, etc., se ocupa de impedir, mediante métodos pacíficos o coercitivos, que otros entren en el trabajo, vayan a votar, etc., o que se manifiesten a favor o en contra de alguna idea o programa”.

Pocos son los que sólo ‘informan’ y sólo emplean ‘métodos pacíficos’. Y si se trata de ‘piquetes’ que utilizan ‘métodos coercitivos’, en la forma y en el grado que sea, ejercen la violencia. Emplean, por tanto, un recurso ilegal o delictivo. Esto va contra la libertad generalmente mayoritaria de los ciudadanos, en nombre de una pretendida ‘libertad de coacción’, para imponer unos pretendidos o legítimos derechos de sector.

Este supuesto ‘derecho a la libertad de coacción”, en defensa de unos intereses respetables de grupo (más o menos amplio), no existe. Nadie tiene ‘libertad de coaccionar’ a otros. Moral y jurídicamente es una pretensión inexistente e inadmisible. Y si el resultado es un gran daño al bien común, hay que perseguir estos sistemas. No son democráticos; son claramente antidemocráticos.

Derecho a la huelga, sí; pero regulado. Derecho a la violencia, tolerancia cero.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris