Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

‘Piquetes’ no democráticos

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
miércoles, 11 de junio de 2008, 23:05 h (CET)
No lo dice nadie. Los ‘piquetes’ no son democráticos casi nunca. Hay temor a los ‘piquetes’, y se calla. Para tranquilizar y tranquilizarse se les suele llamar ‘informativos’. Pero vean ustedes lo que ocurre en la realidad. Está a la vista. El país casi secuestrado por la huelga, legítima, de unos sectores, que se sustenta básicamente en la acción de unos ‘piquetes’ no tan legítimos, y a veces también víctimas.

Está a la vista que casi nunca se limitan a ‘informar’. Y cuando lo hacen, los modos y el tono que suelen emplear desmienten casi siempre su supuesta ‘bondad’. No quedan ya ciudadanos tan ingenuos que se lo crean. Los ‘piquetes’ , como el mismo nombre dice, suelen ‘picar’ (pinchar, herir, etc), de una forma u otra. En suma, coaccionar.

Veamos como los define , por ejemplo, la Gran Enciclopedia Catalana: “grupo poco numeroso de personas que en una huelga, una revuelta, etc., se ocupa de impedir, mediante métodos pacíficos o coercitivos, que otros entren en el trabajo, vayan a votar, etc., o que se manifiesten a favor o en contra de alguna idea o programa”.

Pocos son los que sólo ‘informan’ y sólo emplean ‘métodos pacíficos’. Y si se trata de ‘piquetes’ que utilizan ‘métodos coercitivos’, en la forma y en el grado que sea, ejercen la violencia. Emplean, por tanto, un recurso ilegal o delictivo. Esto va contra la libertad generalmente mayoritaria de los ciudadanos, en nombre de una pretendida ‘libertad de coacción’, para imponer unos pretendidos o legítimos derechos de sector.

Este supuesto ‘derecho a la libertad de coacción”, en defensa de unos intereses respetables de grupo (más o menos amplio), no existe. Nadie tiene ‘libertad de coaccionar’ a otros. Moral y jurídicamente es una pretensión inexistente e inadmisible. Y si el resultado es un gran daño al bien común, hay que perseguir estos sistemas. No son democráticos; son claramente antidemocráticos.

Derecho a la huelga, sí; pero regulado. Derecho a la violencia, tolerancia cero.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris