Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión  

‘Piquetes’ no democráticos

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
miércoles, 11 de junio de 2008, 23:05 h (CET)
No lo dice nadie. Los ‘piquetes’ no son democráticos casi nunca. Hay temor a los ‘piquetes’, y se calla. Para tranquilizar y tranquilizarse se les suele llamar ‘informativos’. Pero vean ustedes lo que ocurre en la realidad. Está a la vista. El país casi secuestrado por la huelga, legítima, de unos sectores, que se sustenta básicamente en la acción de unos ‘piquetes’ no tan legítimos, y a veces también víctimas.

Está a la vista que casi nunca se limitan a ‘informar’. Y cuando lo hacen, los modos y el tono que suelen emplear desmienten casi siempre su supuesta ‘bondad’. No quedan ya ciudadanos tan ingenuos que se lo crean. Los ‘piquetes’ , como el mismo nombre dice, suelen ‘picar’ (pinchar, herir, etc), de una forma u otra. En suma, coaccionar.

Veamos como los define , por ejemplo, la Gran Enciclopedia Catalana: “grupo poco numeroso de personas que en una huelga, una revuelta, etc., se ocupa de impedir, mediante métodos pacíficos o coercitivos, que otros entren en el trabajo, vayan a votar, etc., o que se manifiesten a favor o en contra de alguna idea o programa”.

Pocos son los que sólo ‘informan’ y sólo emplean ‘métodos pacíficos’. Y si se trata de ‘piquetes’ que utilizan ‘métodos coercitivos’, en la forma y en el grado que sea, ejercen la violencia. Emplean, por tanto, un recurso ilegal o delictivo. Esto va contra la libertad generalmente mayoritaria de los ciudadanos, en nombre de una pretendida ‘libertad de coacción’, para imponer unos pretendidos o legítimos derechos de sector.

Este supuesto ‘derecho a la libertad de coacción”, en defensa de unos intereses respetables de grupo (más o menos amplio), no existe. Nadie tiene ‘libertad de coaccionar’ a otros. Moral y jurídicamente es una pretensión inexistente e inadmisible. Y si el resultado es un gran daño al bien común, hay que perseguir estos sistemas. No son democráticos; son claramente antidemocráticos.

Derecho a la huelga, sí; pero regulado. Derecho a la violencia, tolerancia cero.

Noticias relacionadas

El protocolo del juramento de cargo público

La fórmula de juramento para la posesión del cargo público ha ido sufriendo modificaciones al hilo de los cambios del régimen político en España, desde el año 1958 hasta 1979

Sentido positivo de las enfermedades

La enfermedad compartida con Jesús por la fe es una fuente de consuelo y de crecimiento espiritual

Tan solo unas horas antes (I)

La sanidad, es un bien universal, al que todos tenemos derecho. Pero, ¿vamos a recibir una sanidad de calidad, en la que se prime la medicina rural?

Ucrania eligió como su gobernante a un cómico a quien tomó en serio

Zelensky ha ganado con más del 70% de los votos a su rival, el actual presidente Petro Poroshenko

Carta abierta a Gloria Serra, columnista de La Vanguardia

“El primer paso de la ignorancia es presumir de saber” Baltasar de Gracián
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris