Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

De operativo del plan Cóndor a inquisidor del Obispo

Luis Agüero Wagner
Redacción
miércoles, 11 de junio de 2008, 23:05 h (CET)
Las amenazas,persecuciones, vejaciones e insultos en nombre de la santa fe; el culto al supremo obispo del Paraguay, la abyección catalizada por la tradición autoritaria, la caza de brujas, el nepotismo propio de la tradición autoritaria y la aplicación implacable de la Ley del Talión en la república idílica del Obispo de los pobres, son las bellas realidades que intelectuales de la izquierda latinoamericana como Emir Sader prometieron al nuevo Paraguay fabricado en las oficinas de mister James Cason, la nunciatura apostólica y las redacciones saturadas de escribientes cuyo mérito primario es servir al poder en cualquiera de sus formas.

La cruz que fue adoptada en su momento por el escudo del imperio romano y desde entonces se constituyó en símbolo de violencia y opresión; ha continuado actuando hasta el momento de esa manera al punto que hoy ha sido colgada junto a la bandera norteamericana en la sede el virrey del Paraguay James Cason, procónsul de la republiqueta sojera del Paraguay.

De esta manera, en alianza con la Nunciatura Papal, la embajada norteamericana ha logrado ratificar su hegemonía sobre la clase política y la sociedad paraguaya, poderío que consolidó durante la dictadura anticomunista de Alfredo Stroessner sembrando el terror con asesores y torturadores como el Coronel Robert K. Thierry, quien organizó los sanguinarios cuadros represivos del dictador a fines de la década de 1950, que complementaron la dominación por el látigo que impuso Roma cuando el Papa Alejandro VI legitimó con una bula papal el despojo y genocidio indígena.

Uno de los principales seguidores del obispo, el doctor Oscar Insfrán, ha sido un verdadero precursor del operativo Cóndor y hoy se ha convertido en uno de los organizadores de la Santa Inquisición en este territorio por segunda vez colonizado y despojado por el Vaticano.

Da fe de la siniestra presencia norteamericana en Paraguay un memorando fechado en Washington el 8 de Octubre de 1956, en el que se le asigna como asesor de la temible Policía política y en el que aparecen como participantes en los papeles Mr. Da Silva, primer secretario de la embajada paraguaya, Dr. Insfrán (el seguidor del obispo), segundo, Mister Rubottom (ARA) Y Mister Havemeyes (OSA). Se consigna en el documento que se envió una copia a la embajada de Asunción, cifrado ARA (Mr. King), ICA (Mr. Atwood), ARA (Mr. Rubottom) y OSA.

También se aclaraba en los documentos confidenciales norteamericanos que el Dr. Insfrán era el hermano del temible ministro político de Stroessner Edgar L. Ynsfrán, antecedentes sangrientos que no le impidieron aparecer públicamente en compañía del obispo Fernando Lugo como uno de los puntales de su proyecto político en múltiples ocasiones sin inconvenientes.

Para quienes ignoran el motivo para el cual fueron asignados al Paraguay especialistas en tortura como Thierry, L. Brown, Mitrione, etc., basta repasar lo que publicó en la época la prensa de Posadas y Buenos Aires sobre el hallazgo de paraguayos asesinados por la represión dirigida desde la embajada que hoy ocupa Mister James Cason.:

"La Razón, Bs. As., 13 de junio de 1960: Cerca del puerto Piray fue hallado un cadáver de un hombre en total estado de descomposición, que impide por ahora su identificación. La víctima tenía los ojos punzados, una herida de bala en la garganta, y su cuerpo presentaba horribles mutilaciones".

"La Prensa, Bs. As., 2 de julio de 1960: A la altura del Km. 1584, en las inmediaciones de Laguna San José, fue hallado el cadáver de un hombre que no ha podido ser identificado todavía. El occiso presentaba una profunda herida en el tórax, presumiblemente producida por arma blanca; le falta el dedo pulgar de la mano derecha y de los pies, la lengua seccionada y mutilaciones en el cuerpo. La víctima vestía pantalón azul corto".

"Crítica, Bs. As., 12 de junio de 1960: A la altura del km. 1800 del río Paraná, se rescató el cadáver de un hombre, cuyos datos de filiación aún se ignoran. El médico de la repartición al examinar el cuerpo comprobó que presentaba dos heridas de bala y signos evidentes de violencias. Al respecto debe recordarse que con este ya son 12 los cadáveres mutilados recogidos de las aguas del Paraná".

"La Prensa", Bs. As., 13 de julio de 1960: Dos hallazgos de cadáveres en aguas del río Paraná se hicieron el 23 y el 30 de junio último, a la altura de los kilómetros 1741 y 1584, respectivamente. En estos casos la identificación de las víctimas no ha sido posible. El primero apareció con las manos y los pies atados con alambres y su cuerpo presentaba señales de haber sido castigado con un látigo. En cuanto a la segunda víctima presentaba heridas de arma blanca, le faltaban uñas de las manos y de los pies, y estaba mutilado".

"El Territorio" de Posadas, 29 de junio de 1960: Cadáver hallado el día 28 de junio en las proximidades de la Laguna San José, en aguas del Paraná, fue examinado por el médico forense Dr. Simeón Cubillas. El cuerpo presentaba a la altura de la tetilla izquierda una herida profunda provocada presumiblemente por bayoneta calada o daga similar. Los ojos les habían sido arrancados de las órbitas al igual que la lengua, y las uñas de todos los dedos de las manos, y en algunas partes del cuerpo se observaban signos de golpes producidos evidentemente con algún objeto duro".

"Tribuna de Posadas, 30 de junio de 1960: Sobre el mismo cadáver dice: ‘Este como las otras víctimas, en esta larga cadena de muertes, también había sido castrado’ ".

"El Territorio de Posadas, 6 de julio de 1960: Dando cuenta del cadáver aparecido a la altura de Santa Ana, el 5 de julio pasado, y que resultó ser de López Meza, dice: ‘Había sido degollado. Además presentaba una herida de arma blanca a la altura del corazón, corte debajo de la axila derecha, herida en el hombro izquierdo, cortes con arma blanca en una rodilla, y numerosas hematomas en distintos lugares del cuerpo. Pero lo más horrible son las mutilaciones de que fue objeto, lengua cortada al ras, ojos y uñas arrancados, lo que demuestra palpablemente que mientras tuvo vida fue sometido a pavorosas torturas, similares a las que padecieron los prisioneros de los campos de concentración nazis".

"Tribuna de Posadas, 12 de julio de 1960: Pública tres notas gráficas de los cadáveres recogidos en el Paraná y dice refiriéndose al estado en que fueron hallados: ‘Pudo observarse amputación de manos y pies, dedos machucados y sin uñas, ausencia de un ojo, una dentadura arrancada de cuajo, tórax atravesado por una profunda puñalada, cavidad craneana perforada por un largo clavo, cabeza sin orejas, torso brutalmente torturado, órganos genitales seccionados’ ".

"El Territorio de Posadas, 13 de julio de 1960: Sobre el cadáver hallado a la altura del puerto Piray, km. 1800, dice: ‘Se trata de un cuerpo humano crucificado sobre dos maderos en cruz, con la boca amordazada y la cuenca de los ojos vacía".

Se trataba de disidentes que recibían el tratamiento recomendado en Washington, que hoy vuelve a instrumentar a sus lacayos para perpetuar en el Paraguay la persecución, la miseria y los sufrimientos, con la bendición de Joseph Ratzinger y George W. Bush, bajo el signo de la Cruz de Torquemada y bajo la bandera de las barras y estrellas.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris