Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

La sangre y el maestro

Mario López (Madrid)
Mario López
jueves, 12 de junio de 2008, 09:22 h (CET)
Desde hace días me persigue la imagen atroz del torero abrazado al toro, con su sable hundido hasta el puño en el cuerpo del animal, en una especie de sangriento éxtasis post orgásmico. Me recuerda a otras imágenes igualmente repugnantes tales como la carga de los mamelucos en la que un soldado moro clava su alfanje en el trémulo cuerpo de un manolillo de Lavapiés. Al matador le llaman maestro y yo me imagino a un maestro de escuela cargando sobre su alumno, introduciéndole por el occipucio el teorema de Boile-Mariotte, y me digo que esas no son maneras de hacer pedagogía. Pero, en fin, España es así.

Y su Fiesta Nacional o tiene sangre o no es. Y lo peor de todo es que esto no tiene solución, porque no es únicamente el pueblo ordinario el que alimenta estas bajas pasiones sino, sobre todo y muy principalmente, las aristocracias del dinero y del pensamiento. Es algo así como el baladro de Joaquín Sabina cuando le estrella un vaso de güisqui a una atolondrada fan que tuvo la nefasta ocurrencia de pedirle un autógrafo a ese monumento de soberbia. Puro arte jienense. Como vamos a tener que tragar con esta pornografía sangrienta, propongo que la cosa se extienda a todas las plazas y calles de nuestra geografía, para hacer estómago. Con un poco de suerte salimos todos maestros.

Noticias relacionadas

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago

Los taxistas, Ávalos (Fomento) y el control de los alquileres

“En el mejor de los casos, la consecuencia de fijar un precio máximo a un artículo determinado será provocar su escasez.” Henry Hazlitt

Foro de Davos y globalización

Es positivo que se reúnan muchos jefes de gobierno de todo el mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris