Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Palco Vip   -   Sección:  

Cuestión de raíces

Daniel Sanabria
Daniel Sanabria
martes, 10 de junio de 2008, 22:50 h (CET)
Nunca he estado de acuerdo con la nacionalización. Una persona que nace dentro de las fronteras de un país debe considerarse nativo de por vida, aunque al día siguiente de que tu madre te pariera en el hospital te fueras a la otra punta del mundo y no volvieras nunca más. El lugar en el que se produce el parto es lo que vale. Si tu madre está en Noruega de vacaciones y tú asomas la cabeza en ese país, serás noruego siempre, aunque a los cuatro días de nacer vengas a España y no vuelvas a Noruega en tu vida. Por ejemplo.

Partiendo de esa idea que siempre he tenido en la cabeza, rechazo cualquier nacionalización a la hora de dividirse en países para competir, como sucede en la Eurocopa o en unos Juegos Olímpicos. No se puede consentir que deportistas que hayan nacido fuera de España compitan con nuestra selección, o que alguien que nace en Brasil compita con Portugal, o cosas de ese estilo.

No es lo mismo cuando hablamos de clubes, que tienen en plantilla a decenas de jugadores de todo el mundo. En ese caso da igual si un argentino se nacionaliza español y no ocupa plaza de extranjero, porque la rivalidad sobre el césped no es entre naciones sino entre clubes. Cuando juega el Madrid contra el Milan no se enfrenta España contra Italia sino un combinado de jugadores de un equipo contra otro. No importan las raíces.

Todo esto viene a cuento por los dos goles que le enchufó Podolski a Polonia el domingo. Podolski es polaco de nacimiento y aunque haya estado toda su vida en Alemania y tenga ficha federativa germana, está representando a un país que no le vio nacer. Igual que este, hay miles de casos, el más cercano a nosotros, el de Marcos Senna. Brasileño de toda la vida y jugando un Europeo con España.

Y si nos vamos fuera del fútbol mantengo la teoría. Hay decenas de casos de deportistas que no son españoles y han representado a España: Dujshebaev, Zhivanevskaya, Joan Lino, Niurka Montalvo, Johan Muehlegg... Todos ellos nacieron fuera de nuestras fronteras y representaron a España, incluso ganaron medallas importantes para nuestro deporte. Pero no tiene sentido. Por mucho que hayan vivido y entrenado en nuestro país, no son españoles.

No sé si alguien se habrá parado a pensarlo pero supongamos que en el próximo mundial de fútbol España y Brasil llegan a la final, empatan y se juegan el título a los penaltis. Y allí está Marcos Senna, representando a España y tirando un penalti para sentenciar a Brasil, su nación. ¿No sería antinatural? Un torneo en el que compiten países y que se puede decidir por una acción de un jugador que no nació en el país al que va a hacer campeón. Cuanto menos sería extraño.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris