Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Zapatero, Trichet, Fraga, Obama y Joan Puig

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 10 de junio de 2008, 07:16 h (CET)
Que sea más prudente “en sus declaraciones” es lo que Rodríguez Zapatero, el cual, como todo el mundo sabe y a pocos parece importarle vistas las encuestas que van apareciendo en los medios –el PP también está haciendo grandes méritos para ello-, aprendió algo de economía “en dos tardes” y además había prometido a los españoles una bajada de tipos de interés para el mes de junio, se ha permitido el lujo de recomendarle a Jean Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo, tras el anuncio de este último de la posibilidad de incrementar los tipos de interés en la reunión que tendrá lugar este próximo mes de julio. Vamos, que se calle. Que no sea antipatriota y le oculte a los europeos que es más que posible que las hipotecas se encarezcan, en contra de lo prometido por ZP, aún más en plena canícula.

Naturalmente Alemania, cuya economía anda fuerte como un roble, se mostró inmediatamente encantada con las declaraciones de Trichet. Lo cierto es que me temo que, dado el peso que el gobierno español tiene en la Unión Europea, los españolitos se lleven el disgusto durante sus vacaciones estivales. Por mucho que el señor del “corullazo”, ahora Ministro de Industria y señor que ha perpetrado la subida de la tarifa eléctrica, diga lo contrario.

Además, seguro que los alemanes incitan a Trichet a subir los tipos de interés sólo para fastidiar a los catalanes, porque, como denuncia el nacionalismo catalán más moderado en racocatala.cat, los alemanes, a los cuales los “demócratas” que por ahí pululan tildan con los epítetos que habitualmente reservan para los del PP, quieren “exterminar” el “catalán”. Que así lo ha demostrado ese señor de Air Berlin que ha tenido la desfachatez de denunciar públicamente la desaparición del castellano (él dirá español, spanisch) en Baleares, la actitud despótica del gobierno de Antich y hasta la intromisión en la esfera privada de las personas de los pancatalanistas mallorquines. Menos mal que para defender el honor de los “escamots” está el jefe de las tropas anfibias asalta-piscinas Joan Puig, el cual en su blog incitaba este pasado fin de semana a llevar a cabo un “Google-bombing” ilegal contra la compañía aérea alemana, cuyo logo aparecía mancillado con la esvástica nazi, tan apropiada, en realidad, como avatar del señor Puig.

Claro que la osadía de ZP pidiendo prudencia a Trichet no es nada en comparación con la discreción y el saber estar de Pepiño, a partir de ahora y por méritos propios que ahora les relataré, convertido en don José Blanco. Y es que el número dos del PSOE ha confesado en su bitácora que si no mostró anteriormente su predilección hacia Obama, candidato a la presidencia del gobierno useño, fue por “no interferir” en el proceso de primarias del partido demócrata norteamericano. Pues que tome nota su jefe, el que pide prudencia a los demás, que ya ha vuelto a meter la pata apostando por uno de los dos candidatos y haciéndole un feo al otro. Vamos, que ZP la ha vuelto a liar con USA. Y todo por no ser tan cauto como don José. Que tome nota de su mano izquierda y de Manuel Fraga, que se ha declarado “de centro reformista como Obama”.

Cuentan las malas lenguas que desde que se han conocido la discreción del secretario de organización del PSOE, las alabanzas hacia Obama de ese señor gallego tan moderado y amigo de Fidel Castro, sobre todo, el apoyo del “talismán” ZP hacia Obama, corre el champán a raudales en la sede electoral de McCain. ¿Ustedes lo entienden?

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris