Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Por favor, Sr. Ibarra, olvídese de los jóvenes

Ángel Morillo (Badajoz)
Redacción
lunes, 9 de junio de 2008, 07:48 h (CET)
Tengo la ligera impresión de que el Sr. Rodríguez Ibarra, ex Presidente de la Junta de Extremadura, es muy tolerante con todos menos con los que no piensan como él, claro. A esos no les pasa ni una, como es el caso en el que ese chico del grupo musical Extremoduro muestra su discrepancia sobre la construcción de una refinería en la región.

Pero el Sr. Ibarra, que cuando habla de Extremadura no deja pasar la ocasión para exponer -con su clásica cortesía demagógica y su conciencia errónea- los parabienes que el futuro va a deparar a los jóvenes extremeños, olvida que: la región que él ha gobernado durante casi todo el periodo democrático es, dicho con el mayor eufemismo que cabe en mí, la que tiene la renta per cápita más baja del País; la de mayor desempleo (especialmente juvenil y femenino); la que tiene la media salarial más baja, hasta el punto de que un peón gana más en Guipúzcoa que un ingeniero en Badajoz; la que, igualmente, tiene la media más baja de España en pensiones; la que más contratos temporales tiene, que, además, en las mujeres resulta escandaloso (¡96%!); la región con el mayor índice de pobreza relativa (38%, casi el doble de la media nacional), ello aunque Vd. se empeñe en decir a algunos eso de: “pobre lo será tu padre”, y en la que, paradójicamente, los impuesto del IRPF y de Donaciones son más altos y donde mayor presión fiscal tienen los ciudadanos; y, para no extenderme más –podría llenarse un libro-, la que de menos médicos por cada mil habitantes dispone.

Así pues, Sr. Ibarra, aunque a Vd. le nombren Caballero de Yuste y Caballero de la Orden de la Legión de Honor Francesa (me alegraré como extremeño de que alguien de mi tierra reciba tan altos honores) y nos quiera convencer de que aquí está el futuro para los jóvenes, yo a mis dos hijos les aconsejaré que se vayan fuera. No sólo para conseguir un sueldo digno sin tener que mariposear detrás de ningún cargo seis-milurista de esos que con su política inundan la región, sino para no tener que padecer -está admitido por Tirios y Troyanos- las terribles consecuencias de ese proyecto contaminador que traerá aumento de las posibilidades de cáncer de pulmón y tiroides, asma, etc., que no solucionará el desempleo y que, encima, vamos a pagar entre todos (no me creo lo del 20%) y hará que una de nuestras zonas más próspera sólo vea en adelante: cielo gris, azufre y fuego.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris