Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Buñuelos de viento  

Heineken contra la Sexta: Esta ronda la pago yo

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
lunes, 9 de junio de 2008, 07:20 h (CET)
Permítanme presumir de una de las pocas cosas de las que puedo presumir: Soy ecléctico, me gusta escoger cuidadosamente todo aquello de lo que me rodeo. Hay que saber elegir qué se come, qué se bebe y qué se lee o escucha. Y a quién se lee o escucha. No vale cualquier cosa, te puedes intoxicar; no vale cualquier persona, te pueden intoxicar.

Hay que saber con qué se alimenta uno, con qué se informa uno, con qué se recrea uno. Por eso nunca veo la Sexta, por eso nunca escucho La COPE. Ya pueden decir lo que quieran, ya pueden echar por su boquita todos los exabruptos que quieran que a servidor le traen al pairo. Eso sí, luego no falta prensa que te “chiven” todas burradas que han perpetrado unos y otros. Ahí la posible manipulación, el comecocos traicionero está desactivado. Y además te ríes.

Pues eso, que no escucho ni veo la Sexta, pero que percibo demasiadas protestas de su atávico anticlericalismo. Y yo creía que eran modernos y que ya habrían superado los años treinta… del siglo pasado. Que hay que tener un poquito de cuidado para no pasarse la vida siendo un anti todo. Un amargado, vaya. Amargados nos sobran, en la oficina, en la comunidad de vecinos, en la familia… Son los de la cáscara amarga, los del diente retorcido, los malaleche, son pelmas, pesados, insoportables, no aportan nada más que frustración y mala leche, pero soluciones… nunca. Pocas, pocas cosas hay en la vida frente a las que se pueda ser “anti”. Como mucho, quizá… la Sexta y Federico.

Así que Heineken le retira su publicidad a la Sexta por empeñarse en cachondearse de la Iglesia… Mira que son monótonos, pesaos, pelmas… y amargaos, ya digo. Y los señores cerveceros, que no quieren tener nada que ver con eso, se han ido con su publicidad a otra parte, a invertirlo donde nadie insulte los sentimientos de varios millones de españoles. ¿Cuándo aprenderán algunos necios, de la radio, de la tele, que la libertad de prensa, la libertad de expresión limitan a los cuatro puntos cardinales con el respeto a los demás, que su Libertad, sus libertades, terminan donde empiezan las de los demás.

Yo invito a una Heineken a todo el mundo, barra libre en mi casa una noche de éstas, que alguien lleve patatas fritas y aceitunas. Pero eclécticas, eh.

Noticias relacionadas

Virtualidad progresiva

Por fortuna, la civilización asienta sobre numerosos pilares, sumando incuestionables conquistas en un progreso evidente

Una propuesta de cien medidas respecto a la familia

Hay que ver si los partidos quieren resolver problemas o solo vencer a los contrarios

Traficar con el arte

¿Es aceptable que un castillo o una iglesia que forman parte de la Historia de nuestro país, se transformen en la residencia de una familia adinerada?

Top ventas

Lo más vendido en este fin de invierno, comienzo de primavera

El PSOE esconde sus intenciones, pero sus omisiones tendrán consecuencias

“Si tienes que mentir, engañar, robar, obstruir o intimidar para hacer entender tu punto, no debe ser un punto capaz de sobrevivir por sus propios méritos”. Esteven Weber
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris