Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Televisi n   -   Sección:  

Cortes

Lucia Martnez
Redacción
viernes, 7 de enero de 2005, 03:47 h (CET)
Hasta hace nada, los viernes por la noche eran en ETB un remanso de tranquilidad: se ofrec a una pelcula, que pod a ser de calidad o no, pero tena la gran ventaja de emitirse sin cortes. Siempre es una ventaja, incluso en el caso de ser un bodrio, poder verla de un tir n. Una pelcula mala de 90 minutos vista en exactamente ese mismo tiempo se hace menos insufrible que vista en dos horas largas. La frase no puede ser enunciada del rev s, y la prueba lleg el viernes.

ETB hab a elegido para la ocasin una cinta protagonizada por una Julia Roberts tan Cenicienta como en 'Pretty Woman' pero con fuerte ramalazo justiciero, ecologista, feminista, clasista Todo un men de 'ismos' al servicio de una buena causa. 'Erin Brockovich', ese es su ttulo, es adem s una historia verdica de una madre con muchos arrestos y capaz de luchar contra una gran empresa y lograr que se imponga la justicia. En otras circunstancias, s lo unas semanas antes, la audiencia de ETB habra logrado ver la pel cula sin que nada la despistara, pero este viernes algo haba cambiado. Cuando el espectador ya estaba repantingado en su sof, frot ndose las manos y disfrutando de antemano de la sesin de cine que ten a por delante, zas, algo sucede, la pelcula se corta y como por ensalmo surge en la pantalla un anuncio. Luego otro, y otro, y otro y tantos que, durante ese tiempo, casi se pod a pensar en pintar al menos una habitacin de la casa o en hacerse una depilaci n completa.

Lo malo de haber disfrutado de privilegios -y ver la tele sin cortes es uno de ellos- es que la vuelta atrs se hace muy indigesta y produce indignaci n. No es cosa de asegurar que casi habra sido mejor que ETB no nos hubiera acostumbrado a esas prerrogativas (que nos quiten lo bailado), pero ojal las audiencias estuvieran lo suficientemente organizadas como para que al menos los dirigentes de la casa se lo hubieran pensado un poquito. Ojal alguna asociaci n se quejara del abuso de cortar una peli cada nada e infestarla de publicidad.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris