Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   A pie de calle   -   Sección:   Opinión

Y pobre del que quiera robarnos la ilusión

Paco Milla
Paco Milla
sábado, 7 de junio de 2008, 23:20 h (CET)
Aunque parezca que el artículo va de fútbol, me sirvo de esta frase, que resuena en el Molinon, aun en las mañanas de miércoles, cuando los jardineros peinan el césped, en total ausencia de publico.

Alguien debería grabarla a fuego en el escudo del Sporting, pues demuestra ganas y actitud de lucha, siendo esto imprescindible, cuando se persigue un objetivo.

Y les aseguro que no faltarán quienes pretendan robarnos la ilusión, o como decía el lumbreras aquel “ponernos la pierna encima”.

Eso parece estar ocurriendo con esta, ya famosa crisis económica. Mires a donde mires, los nubarrones acechan.

Pero dudo mucho, que esas piernas que tenemos encima, sean cíclicas o casuales. Mas bien son muy, pero que muy causales.

Si nos colocamos en pleno valle y elevamos la vista a la montaña mas cercana, vemos diversos nuevos rios, que vienen cargados de agua y troncos, arrasándolo todo a su paso. Todos estos riachuelos secundarios tienen nombre propio: “combustibles a precio de oro, frenazo en la construcción, subida euribor, estancamiento en sueldos, alarmantes subidas de alimentos basicos… etc”.

Poco a poco y ladera abajo, se convierten en afluentes de la gran madre, que los acoge amorosamente en su seno, ganando en vigor.

La estamos viendo venir y que cada vez su cauce es mas ancho y temible. El problema es que parece dirigirse justo hacia el camping donde estamos instalados.

De momento, a nadie se le ha ocurrido mover un dedo para desviarla o frenarla y menos aun hacer las maletas.

Y no quisiera ser yo, uno de los negativos, que les quiera quitar la ilusión por el futuro, pero si que echo de menos la actitud de lucha que el pasado sábado contemplé en el Molinón.

Solo escucho quejas a nivel individual. Algún colectivo se ha empezado a movilizar, pero con la sensación de ser ya perdedores, en una batalla que solo está empezando y que se aventura larga. Si ya vamos desfondados… mal asunto.

Algunos de ustedes recordarán, que cuando en los años 80, empezábamos a escuchar como se propagaba el VIH, muchas voces opinaron que aquello forzosamente tenía que ser una enfermedad diseñada en laboratorio por “mano humana”.

De la misma forma, podemos observar en la gran riada que se nos viene encima, que cuando se utilizan los alimentos mas baratos para hacer combustibles y meterlos en el estomago de maquinas, quitándolo de la boca de humanos mas necesitados, algún listo, se está forrando.

Porque, si obtuvieran el bio-combustible de las huevas de esturión o de la fermentación del Dom Perignon, no nos afectaría tanto, pero cuando son los alimentos “baratos” los elegidos… todas las puertas se cierran y la guillotina se eleva a lo mas alto, haciendo el sol brillar el filo.

Algunos o muchos intermediarios, llevan décadas llenando los bolsillos, pero estos nunca se sacian. A ellos, la riada los “trae al fresco”, es mas, aprovecharán los malos tiempos para comprar barato, cuando los embargos ahoguen.

Son los “elegidos” para aniquilar a unos cuantos de su propia especie, que sobran. Deben ser los nuevos nazis, que buscan seleccionar a los mejores arios.

Pero antes de alegrarse de ello, fíjese si usted esta vestido con un pijama de rayas o con altas botas y bombacho pantalón.

Pero para acabar de forma positiva (que es lo que nos queda, si queremos rebotar y comenzar a subir) ahí va otra frase: “Que si, joder, que vamos a ascender” Y si es este “finde” en Castalia, mejor que mejor. Puxa.

Noticias relacionadas

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris