Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Habemus Obama

Isaac Bigio
Isaac Bigio
sábado, 7 de junio de 2008, 08:41 h (CET)
Cada vez que la religión más grande que hay (la católica) tiene que elegir a su líder se reúne un concilio de cardenales, el cual tras varias votaciones secretas anuncia ‘habemus papam’.

La potencia más fuerte que ha habido (EEUU), en cambio, plantea tener la forma más abierta y participativa para elegir a su mandatario, el mismo que, a su vez, no es vitalicio y plenipotenciario, sino que solo puede gobernar por uno o dos cuatrienios y bajo gran control de los poderes legislativo, judicial y mediático.

El Partido Demócrata, a su vez, puede clamar ser el más democrático de todos los que hay en el mundo pues en las internas para elegir a su candidato votaron más de 30 millones de personas. Mientras el último papa fue nominado en Abril 2005 por 115 cardinales en dos días de deliberaciones cerradas, los demócratas han tenido 5 meses de procesos electorales realizados en 56 circunscripciones con fechas y reglamentos disparejos.

Muchos cuestionan a las internas demócratas por no ser muy democráticas. Esto porque en esos 5 meses de enrevesadas campañas se requiere invertir cientos de millones de dólares (para lo cual hay que supeditarse al aval de grandes inversionistas) o porque al final puede que el perdedor (como hoy pasa con Clinton) haya reclamado haber logrado más votos directos que el ganador.

Hoy los demócratas podrán clamar ‘habemus candidatus’ pero Obama aún podría perder la presidencia aunque ganase las elecciones (como le paso a Al Gore contra Bush en el 2000).

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris