Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Abuelos y política

Pilar Salcedo
Redacción
sábado, 7 de junio de 2008, 09:58 h (CET)
Al fin, tras una búsqueda no exenta de peligros, encontré el manuscrito en papel catalán, con las memorias de mi abuelo. Un gran señor, irónico, liberal, apasionado y creyente.

Devorador de libros, doctor en medicina y de pluma bien cortada, tuvo mi abuelo la tentación de la política. Pero, tras unos escarceos, venció la calma de su huerto, donde leía en su sillón de mimbre con grandes cojines de flores. Esto de la calma no es metáfora. En cierta ocasión, cuando se abalanzaron hasta su dormitorio para avisarle que la casa ardía, mi abuelo contestó simplemente: “Cerrad la puerta, que no entre el humo”.

Tal vez, por eso, la política no pudo con él. Hay un sobre con el membrete del “Congreso” junto a sus memorias. Le escribía el Presidente Canalejas: “…Aspiro a conquistar la benevolencia de los hombres que como usted, Salcedo, se retraen de las luchas políticas, por lo que éstas tienen de pequeñas y miserables en nuestro país”. Poco después, el Presidente del Gobierno caía asesinado en la Puerta del Sol. Mi abuelo leyó la noticia en el sillón de mimbre del huerto con cojines de flores.

Murió muchos años después, pero en su cama. Yo era una niña y fue mi primera muerte. Aún lo recuerdo, con su barba blanca y las manos afiladas sosteniendo el crucifijo con un ramito de violetas. Tenía doce años y no me pareció mala cosa morir.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris