Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Análisis internacional  

Obama-Clinton

Isaac Bigio
Isaac Bigio
viernes, 6 de junio de 2008, 05:16 h (CET)
En EEUU las votaciones demócratas llegaron a su fin. Este partido ha tenido a nivel mundial las internas más largas (duraron 5 meses), más costosas (allí se gastaron cientos de millones de dólares), más participativas (sufragaron más de 30 millones de electores) y más enredadas (56 circunscripciones electorales votaron con fechas y mecanismos disparejos). Al final, pese a toda la fanfarria ‘demócrata’, la última decisión la han venido teniendo cúpulas: los abogados que decidieron darle la mitad de los votos a dos Estados cuyas internas fueron declaradas ilegales y unos pocos súper-jefes partidarios.

Obama se convierte en el primer negro que será uno de los contendores para ser el gobernante más poderoso del mundo. Clinton podrá reclamar que a la postre ella sacó más votos aunque hoy puede estar queriendo cambiar su ambición. De haber sido la primera norteamericana en haber querido llegar a la presidencia hoy podría limitarse a presionar para entrar en la plancha de su rival ansiando ser la primera vicepresidenta en la historia de EEUU.

Noticias relacionadas

Virtualidad progresiva

Por fortuna, la civilización asienta sobre numerosos pilares, sumando incuestionables conquistas en un progreso evidente

Una propuesta de cien medidas respecto a la familia

Hay que ver si los partidos quieren resolver problemas o solo vencer a los contrarios

Traficar con el arte

¿Es aceptable que un castillo o una iglesia que forman parte de la Historia de nuestro país, se transformen en la residencia de una familia adinerada?

Top ventas

Lo más vendido en este fin de invierno, comienzo de primavera

El PSOE esconde sus intenciones, pero sus omisiones tendrán consecuencias

“Si tienes que mentir, engañar, robar, obstruir o intimidar para hacer entender tu punto, no debe ser un punto capaz de sobrevivir por sus propios méritos”. Esteven Weber
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris