Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

Nunca el optimismo creó un puesto de trabajo

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
miércoles, 4 de junio de 2008, 07:29 h (CET)
Dice Zapatero que “El pesimismo no crea puestos de trabajo”. Claro que si el PP no estuviera demasiado ocupado lamiéndose el ombligo podría haber apostillado: “Ni el optimismo”. O “Y no por ello hay que mentir al pueblo soberano”. Zapatero pasará a la Historia, entre otras cosas, por ser el político con la mayor capacidad de usar el metalenguaje para enviar mensajes al votante. No al ciudadano. A Zapa le interesan los votantes más que los exigentes y un ciudadano que vota le resulta más conveniente que uno que exige, pasa con todos los gobernantes.

Zapa ha inventado el neolenguaje, manipulando la semántica para convertir la realidad en su voluntad, acordémonos del “accidente” de la T4. Zapa es capaz de convertir un trasvase en “una conducción puntual de agua”, o una crisis económica en una “aceleración de la desaceleración”. Más tontos son los que le ríen la gracia cada vez que se encogen de hombros.

Pues Zapa dice eso del pesimismo y se siente satisfecho, enarca las cejas, sonríe y saca pecho. No se besa porque no se llega. Mientras tanto el gasoil de mi coche está por las nubes y nos van a subir la energía eléctrica un porrón en muy pocos días. Algo pasa en el PSOE que todavía no están alarmados, algo pasa en el Gobierno que todavía no se creen lo de que viene el lobo del paro y de la inflación. ¿Ha visto usted alguna medida enérgica para contraatacar la crisis? Pero, what crisis, dice Solbes, claro, and where is it, añade Zapatero.

Here, Zapa, the crisis is here, hombre. Lo que pasa es que el PSOE no la ve por ninguna parte porque está partiéndose de risa observando los revolcones “autoflagelatorios” que se están sacudiendo en el PP. La risa va por barrios y la antigua crisis de las primarias del PSOE toca ahora a los hijos de la gaviota. La inutilidad de unos, acuchillándose en cada discurso, en cada declaración a la prensa, es correspondida por la delectación que en ella ponen los de la acera de enfrente. Y mientras tanto la crisis económica sin barrer.

El pesimismo no crea puestos de trabajo pero a los partidos que ocultan parte de la realidad para ganar unas elecciones deberían ponerles de cara a la pared y mandarles copiar cincuenta veces “No mentiré a mis amiguitos”. Y el optimismo tampoco sirve para mejorar las cosas si tenemos a un gobierno inactivo, reticente a reconocer la realidad. Desde luego el lenguaje inflado, petulante, autosuficiente y autocomplaciente tampoco sirve, salvo para que las cadenas amigas, de periódicos, de radio y de televisión, te saquen una y otra vez las mismas declaraciones, sonriendo, vanidoso y huero, absolutamente huero. Nunca se vio un puesto de trabajo creado por una sonrisa fatua, ni por ello se detuvo la inflación ni la destrucción de empleo.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris