Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Análisis internacional  

Puerto Rico

Isaac Bigio
Isaac Bigio
martes, 3 de junio de 2008, 05:36 h (CET)
En las internas de este ‘Estado Libre Asociado’ Clinton ganó 2 a 1 a Obama. Según Hillary dicha victoria mostraría que ella se recupera y que estaría ganando a nivel general más votos que su rival. Para Clinton Puerto Rico debería convertirse en el punto que revierta su derrota y atraiga a los súper-delegados.

Empero, allí hay varias paradojas. Puerto Rico (al igual que otras islas como las Vírgenes, Samoa o Guam) tiene derecho a votar por quienes sean los candidatos presidenciales de los partidos pero no por éstos en las elecciones generales.

Mientras Puerto Rico debe aceptar un gobernante por quien nunca vota, Hillary quiere que la decisión portorriqueña la vuelva a catapultar en la carrera presidencial.

Ella, además, arguye que su triunfo confirma que es la persona más apoyada por la mayor minoría de EEUU (los hispanos). Empero, ni ella ni Obama ni McCain hablan castellano. Ella, a su vez, ha sido rechazada por la mayoría de los portorriqueños que no quieren ser asimilados como el Estado 51 de EEUU.

Noticias relacionadas

El dilema de los conservadores británicos

Los candidatos conservadores han tenido ya dos debates. Uno en el domingo sin la participación del favorito (Boris Johnson) y otro el martes donde si participó él pero no Dominic Raab, quien fue desclasificado dos horas antes

Tezanos, curiosidad y algo más

Como sociólogo y Presidente del CIS, aprovechó el final para opinar (¿aleccionar, condicionar, amedrentar?) sobre la realidad del momento

La soledad amordazada II

“Las expectativas adversas que existen hoy sobre la vejez, casi siempre están basadas en la ignorancia o en premisas falsas” Luis Rojas Marcos

El fiasco de Valls y la ambición de Albert Rivera

“Un Estado donde queden impunes la insolencia y la libertad de hacerlo todo, termina por hundirse en el abismo.” Sófocles

Dulcineas con ínsulas

Las Dulcineas hablan, son escuchadas, callan si han de callar, a veces lloran, a veces también hablan de más, pero ahí están
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris