Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Puerto Rico

Isaac Bigio
Isaac Bigio
martes, 3 de junio de 2008, 05:36 h (CET)
En las internas de este ‘Estado Libre Asociado’ Clinton ganó 2 a 1 a Obama. Según Hillary dicha victoria mostraría que ella se recupera y que estaría ganando a nivel general más votos que su rival. Para Clinton Puerto Rico debería convertirse en el punto que revierta su derrota y atraiga a los súper-delegados.

Empero, allí hay varias paradojas. Puerto Rico (al igual que otras islas como las Vírgenes, Samoa o Guam) tiene derecho a votar por quienes sean los candidatos presidenciales de los partidos pero no por éstos en las elecciones generales.

Mientras Puerto Rico debe aceptar un gobernante por quien nunca vota, Hillary quiere que la decisión portorriqueña la vuelva a catapultar en la carrera presidencial.

Ella, además, arguye que su triunfo confirma que es la persona más apoyada por la mayor minoría de EEUU (los hispanos). Empero, ni ella ni Obama ni McCain hablan castellano. Ella, a su vez, ha sido rechazada por la mayoría de los portorriqueños que no quieren ser asimilados como el Estado 51 de EEUU.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris