Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Fin de la crisis económica

Ángeles Calderón Goñi
Redacción
miércoles, 4 de junio de 2008, 09:13 h (CET)
Es muy fácil acabar con la crisis económica en la que está sumida España, y es muy fácil acabar con la crisis del gasóleo, porque en España hay dinero de sobra para subvencionar, al menos, el 50% del precio del gasóleo. ¿Y cómo? Pues haciendo desaparecer ese cáncer que se llama Autonomías y que paga miles de sueldos por hacer 17 veces las mismas funciones que deben hacer un ministro o un parlamentario.

Si no existiesen las Autonomías, no tendríamos que pagar los sueldos de 17 Presidentes, Vicepresidentes, Consejeros, Viceconsejeros, etc., hasta llegar al cargo de simple funcionario, que realiza las mismas funciones si tuviésemos un Estado centralizado. No tendríamos que pagar cientos de coches oficiales, ni millonarios alquileres de edificios que albergan las Consejerías, ni “embajadillas” de las diferentes regiones que se creen el centro del mundo y se miran en su ombligo con aires de grandeza, con ese halo de megalomanía en que se encierran los nacionalismos periféricos y que tantos millones nos cuestan al año a todos los españoles, ni que pagar a los amigos de los gobernantes trabajos sin utilidad, con el simple fin de “meter cuchara” y sacar beneficios del erario público.

Con el dinero que les pagan a ellos nos podrían eximir de muchos impuestos, nuestros bolsillos lo notarían y también el comercio, sobre todo el minorista, pues nos dedicaríamos a consumir mucho más de lo que lo hacemos ahora. Pero ningún partido quiere “ponerle el cascabel al gato” y aplicar el artículo 155, aun a sabiendas de que ninguno de los políticos se quedaría en el paro, pues unos volverían a sus antiguos trabajos y otros serían contratados rápidamente por empresas privadas, cosa que no va a suceder con el trabajador de a pie que se están quedando en el paro. Ahora han sido los empleados de la construcción y de empresas afines; este verano comenzarán los del sector turístico, pues a ver qué español tiene suficiente capital para marcharse de vacaciones. Esto se convertirá en un espiral que a saber cómo va a acabar. Y mientras, tanto PSOE como PP, perdidos y sin actuar.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris