Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Levántate y anda

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
miércoles, 4 de junio de 2008, 09:13 h (CET)
Conocido es el relato evangélico del paralítico curado por Jesús (Lc 5, 17-27). Estando rodeado de gente por todas partes en una casa, era imposible el acceso a su persona. He aquí que unos hombres trajeron en una camilla a un paralítico para que lo curase. No encontrando sitio, subieron al terrado, le descolgaron con la camilla a través de las tejas y le pusieron delante de Jesús. Viendo la fe de ellos, dijo :”Hijo, tus pecados te quedan perdonados” y luego al enfermo: “Levántate, y anda”. Al punto, dice Lucas, se obró el milagro de su curación, ante el asombro de todos.

Este signo, bien podría ser el paradigma de la situación de gran parte de la sociedad, de la familia y de las personas. Se hallan paralizadas, entumecidas, por el mal. Necesitan todos ponerse en contacto directo con Jesús. El es el único que puede dar no sólo la salud corporal, sino la espiritual a todo aquel que se le acerca con fe.

Esta es la gravísima situación del mundo y de los que en él vivimos. Hay carencia grande de fe y de personas que lleven a los enfermos de cuerpo y alma ante Jesús.

Sólo Dios, puede sanar y salvar al hombre y a la humanidad. La fe personal, es el requisito indispensable para ello. Sin ella no hay salida posible para las personas, las familias, las instituciones, la sociedad y el mundo global.

Grave responsabilidad los que tenemos el don de la fe, si no trasmitimos con nuestra vida el testimonio de fe, para que otros puedan acceder al único que es la luz del mundo, el camino, la verdad y la vida para todos.

Noticias relacionadas

Dame el petróleo y toma el manual de USAID

El petróleo atrajo revoluciones y guerras en América Latina, confirmando que la riqueza del subsuelo sentenciaba la tragedia del pueblo que habitaba su suelo

Crecidos por la discordia, desbordados por la violencia

Menos bombas y más abrazos, menos armas y más alma

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris