Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-arte

Etiquetas:   Entrevista   -   Sección:   Revista-arte

A caballo entre la solidaridad y el arte

Jorge Alonso Safont
Redacción
domingo, 1 de junio de 2008, 23:35 h (CET)
...“ojos que no ven y sufren”... ...“ojos presentes y transparentes”... ...“ojos a los que les atañe y son conscientes”... ...“ojo que consideran y contemplan”... El tiempo pasa demasiado rápido. demasiadas cosas que no podemos controlar. Pasan, pero no nos detenemos. Al menos seamos conscientes y tengamos una postura crítica.

A partir del 17 de Mayo se puede disfrutar de la exposición “Solidaridad, Arte y Color” en el Ágora y el bulevar de la Universidad Jaume I (UJI) de Castellón. En ella numerosos artistas han colaborado de manera desinteresada en la creación de distintas esculturas con un denominador común: el soporte debía ser el perfil en tamaño real de un caballo.

El proyecto tiene como objetivo principal la recaudación de fondos para destinarlos a un programa de ayuda humanitaria en el campamento saharaui de Tinduf, además de coincidir con las Jornadas de Puertas Abiertas que han tenido lugar recientemente.

En total se han creado 26 obras ecuestres que permanecerán hasta el mes de Septiembre momento en el que comenzarán a subastarse entre empresas, instituciones o particulares. El precio de partida de cada una de ellas es de 1.500 €.

Los artistas colaboradores, que han trabajado de forma desinteresada y han gozado de libertad total en a la hora de concebir la obra. Entre los artistas que han colaborado en el proyecto nos encontramos con los castellonenses como Melchor Zapata o Luis Bolumar. O con miembros de la comunidad universitaria como Paloma Palau, Miguel Galvia o Sara Deblas.

Magazine Siglo XXI ha tenido la suerte de conversar sobre el proceso creativo con una de las artistas que han participado, Paloma Palau, Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Valencia y actualmente profesora universitaria del departamento de Educación de la UJI. La experiencia universitaria en la Facultad de Bellas Artes de Valencia, supuso “una apertura hacia el terreno gráfico y un desarrollo humano enriquecedor, así como un impulso para confeccionar una mirada crítica” sobre aquello que nos rodea, modela y se establece como cultura. Durante la década de los 90 sus numerosas inquietudes le llevaron a explorar nuevas técnicas como “el fotograbado, la fotografía, la edición multimedia, el diseño gráfico, la estética comercial o los procesos de transferencia aplicados a la electrografía” que le sirvieron de soporte para reflexionar y trabajar la obra seriada.

Uno de los ejes de toda su obra ha sido la relación entre la semiótica visual y la semántica de la realidad que nos rodea, aspectos todos ellos, que han cimentado tanto su actividad artística como docente. “Una búsqueda del equilibrio entre las sensibles líneas y la sutileza de las formas y color.



Fase de imprimación de la silueta.





Fase de imprimación de la silueta.


Una fusión de textos e imágenes para construir el espacio cotidiano más habitable y racional”. Todo este pensamiento se materializa en la actualidad en distintas series que giran entorno a distintos conceptos:
- La serie 1 “Ojos que no ven, corazón que no siente” compuesta por cinco piezas donde trabaja las mentiras, las palabras huecas, los silencios, las lágrimas y aquello que altera la seguridad que da la estabilidad.
- La serie 2 “A palabras necias, oídos sordos”.
- La serie 3 “En boca cerrada no entran moscas”.
- La serie 4 “Ande yo caliente ríase la gente” y
- La serie 5 “Mejor sola que mal acompañada”.



Pegado del vinilo de la otra cara.


Para el proyecto Solidaridad, Arte y Color, Paloma Palau, ha adaptado una de estas series: “Ojos que no ven, corazón que no siente” a la temática del proyecto, profundizando en el aspecto crítico de la propuesta haciendo referencia al movimiento de concienciación “global” en el que estamos inmersos. Como todo en la vida, existen varios puntos de vista en los cuales uno ya no sabe donde situarse, especialmente en aquellos donde la opinión pública es tan fácilmente manipulable por falta o ausencia de información creíble. Y este es el caso de la solidaridad con aquellos pueblos más desfavorecidos. La lógica, llamémosla, social, nos empuja en una dirección, normalmente egoísta. Sólo los medios o acciones como esta, hace tambalear nuestra posición, nuestra conciencia.



Pegado del vinilo.





Pintando.


El arte, una vez más, se convierte en elemento de configuración de imágenes simbólicas que construyen una realidad. Por ese motivo, la pieza 1 de la serie “Ojos que no ven, corazón que no siente” se titula “Dicotomías de la percepción”. Por desgracia, ese camino egoísta provoca que “ante un mismo hecho, exista una doble lectura. Este trabajo es la consecuencia de una primera exploración de la mirada de los individuos sobre lo cotidiano. A través de la estética pretendo comunicar provocando. El ojo como símbolo de percepción y el color, naranja, como provocación acompañan a la textura visual”. Pero no un mismo ojo, ni una misma mirada, si profundizamos nos encontramos con
...“ojos que no ven y sufren”...
...“ojos presentes y transparentes”...
...“ojos a los que les atañe y son conscientes”...
...“ojos que consideran y contemplan”...

Esos ojos son miradas y símbolos de consciencia de nuestra realidad actual, los cuales son observados por miradas curiosas, distraídas o vacías que ven pasar la vida, la muerte, las injusticias, el dolor o la alegría.

arteysolidaridad.uji.es
Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris