Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Música
Etiquetas:   Crítica de música  

Chucho Valdés y Javier Colina, buena sesión

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
miércoles, 29 de octubre de 2008, 11:13 h (CET)
Los aficionados al buen jazz tuvimos ocasión la otra noche en l’Auditori de Barcelona de disfrutar de un concierto que se nos hizo corto. El piano de Chucho Valdés junto con el contrabajo del navarro Javier Colina durante más de 90 minutos estuvieron deleitándonos con todo un amplio paseo por una parte de estándares de la música latina adaptados al jazz. Los dedos de ambos intérpretes fueron todo un prodigio de destreza, Chucho paseaba sus manos sobre el blanco y negro del teclado cual si de frágiles mariposas se tratara mientras el espacio se iba llenando con las notas de un swing que incitaba al baile. A su lado Javier Colina con sus dedos a lo largo del puente del contrabajo iba extrayendo nota tras nota, unas veces con las manos y otras con el arco, pero siempre de una manera original y exquisita. Y las manos del público también intervenían en el concierto llenando de aplausos el final de cada uno de los solos o de los temas interpretados por ambos músicos en una perfecta fusión. A lo largo del recital lo más conocido de la música latina pasó por el escenario de l’Auditori, no podían faltar temas como “Bésame mucho”, “Summertime”, “Homenaje a Bebo” o “Pocococo” rítmico tema escrito por el propio Bebo Valdés, una tema en honor a Tete Montoliu con quien Chucho compartió escenario en Niza y de quien era buen amigo, para terminar con “El manisero” en el último bis con el público puesto en pie ovacionando a los dos músicos.




Chucho Valdés.


Estos dos músicos, que están pensando en grabar un disco conjuntamente, vienen de un largo recorrido por el mundo de la música. Chucho es hijo del mítico Bebo Valdés y aunque la forma de tocar de éste es única e irrepetible el hecho de ser su alumno hace que le sea más fácil congeniar con Javier Colina que ya tocó con su padre en la grabación de “Lágrimas negras”. A Chucho le gusta trabajar con músicos como el navarro, con el oído desarrollado y conocedores de la armonía. Y todo esto se notó en un concierto donde la compenetración entre cubano y navarro fue total, parecía que con sólo la mirada cada uno de ellos sabía lo que el otro esperaba de él. Javier Colina ha tocado con infinidad de músicos entre los que cabe citar, cómo no a Bebo Valdés, a Pancho Amat y a Jerry González. Nos sorprendió gratamente su naturalidad a la hora de tocar el contrabajo y la variedad de registros que podía darle a sus gruesas cuerdas.




Bebo Valdés y Javier Colina en l´Auditori de Barcelona.


Un día antes una rueda de prensa, en la que Colina no estuvo presente por culpa de los enlaces de vuelos, nos acercó un poco más a Chucho Valdés. Así nos enteremos que su padre cumplirá noventa años el próximo 9 de Octubre y que esta fecha es también la de su nacimiento y la de uno de sus hijos siendo también la fecha de inicio de una gira de padre e hijo que quieren hacer por España con motivo de la aparición de un disco que han registrado conjuntamente, Chucho afirmó que se trata de un disco con un contenido muy humano y en el que hay dos composiciones en las que cada uno de ellos homenajea al otro. Pero mientras, y para hacer boca podemos ir entreteniéndonos escuchando el disco que Chucho ha grabado con su cuarteto y la Orquesta Sinfónica de La Habana, disco al que considera un homenaje a esa África tan presente en toda la música cubana y que saldrá a la venta la próxima semana.

Mientras los ecos de las notas de “El manisero” todavía resonaban en l’Auditori y seguían los aplausos en la espera de un nuevo bis que nunca llegó pensaba en que todo esto, el conocimiento masivo de Bebo, Chucho y tantos otros nombre cubanos tienen mucho que ver con Trueba y su ya mítica “Calle 54” un film cada día más fresco y en el que sus interpretes no tenían conciencia de estar registrando un trozo de la historia de la música mundial. Desde el escenario Chucho y Javier devolvían sus aplausos a un público entusiasta que marchaba hacia casa con el deseo de que el deseo de grabar juntos expresado por Chucho en la rueda de prensa sea un realidad dentro de poco. De camino a casa pensaba que había tenido la suerte de presenciar un buen recital.

Noticias relacionadas

'Bohemian Rhapsody', la canción del siglo XX más escuchada en streaming

La canción se lanzó como single el 31 de octubre de 1975

Love of Lesbian se unen al SanSan Festival 2019

La sexta edición se celebrará del 18 al 20 de abril

Passenger anuncia concierto en Madrid en abril

Presentarán su nuevo álbum en el Teatro Barceló

Nena Daconte estrena el single 'Mi Mala Suerte'

anciones sin artificios; directas, sencillas y con letras disparando al corazón

Pasión Vega presenta la reedición de su disco '40 Quilates'

Una sesión íntima, en directo y sin atrezzo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris