Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Lencería fina   -   Sección:   Opinión

Novias, un mercado en expansión

Teresa Berengueras
Teresa Berengueras
@berealsina
lunes, 2 de junio de 2008, 05:05 h (CET)
La semana, que se preveía agitada y así fue, la comencé en el Hotel Gran Marina de Barcelona donde el lunes por la noche se entregaban los Premios Números 1 de Cadena 100. Muchas caras conocidas habían acudido a la llamada de la emisora episcopal, ya saben que cadena 100 es la parte musical y más amable de la COPE, por tanto entre los políticos presentes abundaban los que escoran hacia la derecha, el PP estaba casi al completo capitaneados por su todavía líder Daniel Sirera que en la distancia corta resulta menos fiero que en sus apariciones televisivas, negó que en su partido hubieran problemas y por esta vez él y sus compañeros se limitaron a utilizar los cuchillos para cortar la carne de la cena, también estaba, solitario como en el Parlament, Alfons Rivera de Ciutadans. De los premiados hay que destacar a Estopa, los chicos de Cornellá que siguen siendo tan accesibles como cuando trabajaban para una conocida marca de automóviles, ahora que son populares es otra marca de automóviles quién les esponsoriza, entre cerveza y cerveza uno de ellos aseguraba: “Tú compras un disco y te regalan un coche”, lo que hace la cerveza. Otro gran premiado de la noche fue el piloto de motos Isidre Esteve quién ya está preparándose para volver a la competición, esta vez sobre las cuatro ruedas de un coche adaptado.




Modelos de Joaquín Pérez.


El martes se inició la Pasarela Gaudí Novias (Barcelona Bridal Week). Rosa Clará la gran dama de la moda nupcial ocupó la tarde y la noche de este primer día, primero presentó su nueva colección en la que pudimos ver dos líneas bien distintas, una de formas sencillas y ceñidas al cuerpo y otra de vestidos amplios con mucho volumen y con la utilización de volantes. Rosa Clará empleó muselinas de seda natural con caída vaporosa para esculpir diseños inspirados en diosas clásicas y también usa el tafetán de seda natural y la organza para los trajes más amplios para crear plisados y volantes. También de la mano de Rosa vimos los nuevos diseños del francés Christian Lacroix, este diseñador, que fue distinguido hace seis años con la insignia de Caballero de la Legión de Honor francesa, es un innovador en la moda nupcial , con sus creaciones trata de dar un nuevo estilo a las novias y generalmente utiliza colores que van más allá del clásico blanco llegando incluso a vestir de negro alguna de sus novias, generalmente prefiere el velo al sombrero y considera que el ramo de la novia puede ser sustituido por un antiguo misal familiar. Sus vestidos suelen ser espectaculares y difícilmente podrán tener una segunda utilización, están hechos para un único día.

Nos esperaban las Reales Atarazanas, un edificio gótico magníficamente conservado, donde Rosa Clará había citado a amigos y clientes para una cena excepcional. Un largo aperitivo nos permitió hablar con unos y con otros, famosos y conocidos, por allí andaba Simoneta Gómez Acebo con su marido Fernández Sastrón, llegó sin su tenista la guapa María José Suárez, embarazadísima y en las últimas semanas antes de ser mamá también estaba por allí la simpática Paula Echevarria sin su David que llegó cuando los postres y el café ya se habían acabado, el bailarín Joaquín Cortés iba sólo pero bien acompañado por una rubia, ojos azules y anónima al menos de momento, la viuda alegre Carmen Lomana rubia de bote, agradable y simpática iba de corrillo en corrillo sin que esta vez nadie se acercara para robarle una fotografía, estaba espléndida y juvenil con un vestido rosa corto y luciendo escote palabra de honor. Después de los cafés y las copas pasamos al trago largo unos y otros siguieron con el champagne para escuchar los temas que Antonio Carmona cantó, hubo tímidos intentos de iniciar el baile por parte de algunos asistentes pero ya era demasiado tarde aunque algunos siguieron la fiesta hasta la salida del sol en un domicilio particular en cuyo jardín se reunieron junto con Alejandro Sanz y su novia, Antonio Carmona y su mujer Mariola y el televisivo Xavier Sardá y su mujer que además se ocupa de su peinado. Yo me fui a dormir antes pues los días que se avecinaban iban a ir cargados como más de uno al final del festejo.

Siempre que se anuncia un desfile de los sevillanos Victorio y Lucchino se desata la expectación y es que con ellos llega la alegría y el olor y sabor de Andalucía. Una puesta en escena excelente, con un cuarteto de cuerda interpretando piezas de Vivaldi, Mozart, Bocherini, e incluso Puccini fue el marco incomparable en el que la pareja de diseñadores nos mostró sus nuevas creaciones. Por la pasarela desfilaron novias de ensueño para una colección que ellos han bautizado con el nombre de “Esencia” donde aparecen diseños muy cuidados, muy bien elaborados, tratados con mimo y mesura. Una al ver tanta precisión en la costura de los mismos, en el talle tan estructurado y tan bien puesto cree sin exagerar que está recreándose al ver una colección perfecta en todo, incluso en la minucias, la pareja de sevillanos entrega todo su arte en esa costura casi imposible en los días que corren, las colas de los vestidos rematadas con flores hechas artesanalmente y sus volantes al bies que hoy ya nadie puede comprar en prêt à porter configuran una colección perfecta en su confección, en los detalles y en las texturas de los tejidos, usando gasas, crepes, encajes y bordados, entre otros. A destacar la puesta en escena con el contraste entre el blanco de las plumas de los tocados de las modelos, el maquillaje blanquecino de sus caras y el detalle del rojo pasión de los labios y un lazo en el mismo tono y de terciopelo que lucieron estratégicamente colocado todas las modelos. La colección de Victorio y Lucchino cosechó aplausos del público durante todo el desfile, todos y cada uno de los modelos despertaron la pasión de los asistentes ya que la sensibilidad que destilan los diseños de los sevillanos se transmitió perfectamente al público que asistió emocionado a la presentación de esta colección.




Victorio y Lucchino.


Después de un rato en el “village” le llegó el turno al desfile de “Whiteday by José Mª Peiró” que este año ha realizado un homenaje a la túnica ya que considera que ésta es un elemento siempre femenino. Peiró ha hecho una colección a caballo entre lo clásico y lo moderno en la que imperan los cortes imperio, las líneas entalladas, las faldas evasé y los escotes palabra de honor, todo ello confeccionado en materiales como el tul plisé, satén, georgette seda y bordados que recuerdan el art decó. Sus trajes tienen una gran caída y libertad de movimientos y están inspirados siempre en la búsqueda de la diferencia. Y otra noche de cena, esta vez José Mª Peiró reunió a sus íntimos en Il Mondo, un restaurante al lado del mar y con excelentes vistas a la fachada marítima de la ciudad. Allí, en una cena informal nos encontramos con algunos de sus más íntimos amigos como Custo Dalmau, que no falta nunca a los desfiles de José María, acompañado de su pizpireta esposa Eva que lucía un vestido diseñado por Custo, expresión mínima del vestir, y unos zapatos verdes muy bonitos firmados por Dsquared, encontramos a faltar a Alex Flaqué a quién sus ocupaciones como nuevo directivo y sucesor de su padre en la Pasarela Gaudí ya no le dejan tiempo para estos saraos.

El jueves de la mano de la diseñadora viguesa Patricia Avendaño la modelo Nieves Álvarez reaparecía en la Pasarela después de dar a luz a sus gemelos, Nieves que ha pasado prendas para los mejores diseñadores mundiales lució tres vestidos maravillosos dos de ellos de fiesta, uno en blanco y negro con escote palabra de honor y plumas de marabú y otro bordado en pedrería en color cobre y verde, la modelo con su innata elegancia cerró el desfile con un vestido de novia espectacular al lucir un modelo de línea sirena, escote palabra de honor con una falda de volantes en tonos plata y oro cosido con hilo metalizado. A esta colección Patricia Avendaño la ha bautizado “Tesoros” ya que como ella asegura cada vestido “es un magnífico tesoro”. Por la pasarela vimos desfilar vestidos de fiesta en colores alegres verdes, rojos, turquesas y lilas con escotes palabra de honor, halter y barco con grandes flores de organza teñidas a mano y como complementos lazos y chales adornados con volantes. Entre las modelos que desfilaron vimos a las hermanas Clara y Elisabeth Mas que han repetido pasarela con otros diseñadores.

Y llegó el viernes, la semana iba terminando y nuestras fuerzas también, pero todavía nos quedaban ánimos para ver algunos desfiles más. Comenzamos con el de Fuentecapala conocida firma de la familia Vargas dedicada durante más de 40 años a vestir a los hombres en las ceremonias. Fuentecapala, marca de referencia en nuestro país y en la que se aúnan clasicismo y vanguardia ha presentado en esta Pasarela su colección “Momentos” con trajes para hombres arriesgados y ganadores con colores donde se evidencian tonos sutiles que van desde el violeta al negro pasando por el marrón palisandro, la antracita, el azul noche y cómo no el blanco, todo ello utilizando tejidos nobles como la seda, la lana, la seda y la seda algodón símbolo todos ellos de calidad. En este desfile la guinda la puso el hecho de que la modelo belga Charisse Verhaert, novia de Julio Iglesias júnior, desfilara vestida de hombre en una colección exclusivamente masculina.

Y con Raimon Bundó llegó el Art Nouveau. Si el año pasado la diseñadora Ivonne Ruiz nos sorprendió gratamente con su interpretación de Botticelli este año siguiendo su línea de inspirarse en los grandes artistas del pasado nos acerca en sus diseños al mundo de Alphons Mucha que fue creador de un estereotipo de mujer que puede pasar por uno de los actuales ideales de belleza para esta colección “Nouveau” Ivonne ha aprovechado la filosofía del movimiento modernista para recrear unos vestidos de novia generalmente en tonos marfiles y con unos toques de color y brillo, estas novias que recordaban a las estilizadas mujeres de los carteles modernistas de Mucha lucieron en la pasarela diseños con mucha caída donde se veían los excelentes tejidos y el buen patronaje. Una puesta en escena adecuada a los tiempos de Mucha junto con una música puramente afrancesada acompañó el desfile de las modelos entre las que cabe destacar la presencia de Laura Sánchez junto con Martina Klein, actual imagen de Bundó, ambas, grandes amigas, protagonizaron al final del desfile una explosión de alegría y buen hacer difícil de presenciar en las actuales pasarelas donde a veces abundan más los codazos que las ayudas entre colegas. Una característica de este desfile de Bundó es que todas las modelos lucieron joyas inspiradas en el modernismo creadas expresamente para la ocasión.

El viernes por la tarde asistimos a un denominado desfile de Alta Costura yo creo en la Alta Costura y creo también en que hay diseñadores por estos mundos nuestros que tienen imaginación, corrección en los volúmenes, perfección en sus patronajes, saben elegir las telas y presentarse ante un público entendido en el tema y que espera que se le de un desfile adecuado al programa. Pues bien en este desfile de Alta Costura en donde se inscribían siete nombres sólo uno, a mi manera de entender, merece la categoría de pasar por esa Pasarela para enseñar sus diseños bien formados y con creatividad, es Joaquín Pérez-Valette. A los demás no les cito a pesar del respeto que me merece su trabajo pero que en mi opinión no puede catalogarse de Alta Costura. Los diseños de Pérez-Valette son elegantes, son sumamente exquisitos y responden al criterio del creador que ha bautizado su mini colección como “Sueños de acuarela”. Joaquín mima sus trajes envolventes con talles finos y muy marcados, así como usa mucho el cuello camisero y la manga hasta el codo, sus faldas amplias y dobles y hasta triples hacen de la mujer un especial polo de atracción, cuida al infinito los accesorios como las plumas y los sombreros amplios y vistosos. Sus telas de tules, de tafetán, de raso y gasas las combina con la perfección de un maestro de la “couture”. En fin, Pérez-Valette se merece un desfile para él sólo, porque un simple traje largo no es Alta Costura ni tampoco un vestido que tenga “paillettes”, la Alta Costura actual es una sinfonía muy difícil de tocar y en eso Pérez-Valette es un maestro.

NOTA: En el MAGAZINE del mes de junio podrán encontrar más información sobre los actos de esta Pasarela Gaudí así como una amplia entrevista con Raimon Bundó, Ivonne Ruiz y José Mª Peiró.

Noticias relacionadas

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo

Tras una elección histórica, comienza el trabajo de verdad

El Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado mientras que los demócratas logran obtener el control de la Cámara de Representantes

Extraños movimientos políticos que alertan de un invierno caliente

“El verdadero valor consiste en saber sufrir” Voltaire

Uno ha de empezar por combatirse a sí mismo

Obligación de vencer ese mal autodestructivo que a veces, queriendo o sin querer, fermentamos en nuestro propio mundo interno

Ataque al museo

Hay colectivos que van a terminar comiéndose las patas, como los pulpos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris