Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Mientras se muere el partido

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
domingo, 1 de junio de 2008, 05:24 h (CET)
Mariano Rajoy está empeñado en “morir, matando”. ¿Y saben por qué? Porque no hay marcha atrás. Los días pasan y el desconcierto es cada vez mayor en el principal partido de la oposición. Unos contra otros, otros contra unos y acabarán todos contra todos. Y mientras tanto parece que van pensando en cómo enterrar el partido con el menor dolor posible.

Rajoy ha llevado al PP a un punto impensable hace tan solo unos meses. No solo el partido va a la deriva, sino que los propios responsables se deslizan por la pendiente del enfrentamiento y el ‘navajazo’ traicionero y barriobajero. El insulto, el enfrentamiento y el desconcierto se han extendido por el partido en todas comunidades autónomas donde, además, surgen enfrentamientos entre las propias provincias.

Cada vez son menos los que apoyan a Mariano Rajoy. Ellos mismos saben que son minoría. La ciudadanía ha perdido toda la confianza en Mariano. Únicamente algunos afiliados y compromisarios, que comen del partido (¡Y cómo comen!), sacan la cara para no perder las prebendas. Saben también que el camino se va estrechando, como saben que tan solo queda esperar la muerte del partido. Y ésta no está lejos. Conste que esta última idea es de un compromisario de Valladolid que va a retirar su aval a Rajoy.

El sábado, día 31 de mayo, se hará el ‘paripé’ en la Feria de Muestras de Valladolid para arropar a Rajoy. Como de costumbre, Castilla y León van contra corriente. La ignorancia es muy atrevida, pero eso no impedirá que en Valladolid escuche Mariano Rajoy voces discordantes.

Va a ser la última oportunidad de Herrera, un presidente sin oficio, pero con excesivo beneficio desde que fuera hecho presidente a dedo por Juan José Lucas; bien es verdad que, posteriormente, ha ganado dos compromisos electorales, donde se votaba PP o PSOE. De lo que no hay duda es que a Herrera no le conoce el 35% de la población castellana y leonesa, según las encuestas, Y, en el exterior de la comunidad, es el presidente menos conocido, menos reconocido y peor valorado. Ni siquiera se le considera un barón dentro del Partido Popular. En Castilla La Mancha dicen de él que es como la gaseosa: pierde la fuerza al instante.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris