Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Los nuevos “amigos” de Rajoy

Miguel Massanet
Miguel Massanet
viernes, 30 de mayo de 2008, 02:25 h (CET)
El popular dúo de hermanos Pimpinela canta en una de sus populares canciones la siguiente letra: “Hay amores que matan y hay cariños que duelen/ yo quisiera saber por qué uno los busca/ los sigue y los quiere…”. Esta parece ser la tragedia que ha desencadenado el señor Rajoy el destapar la caja de Pandora dentro del PP. Parece ser que su postura recién adquirida por la que pretende mostrarse condescendiente con aquella parte del partido que ha adoptado por el cambio, la regeneración interna y la modificación de las estrategias ante el partido que ostenta el gobierno de la nación; le viene reportando nuevos amigos, inesperados defensores e,incluso, fervientes admiradores de entre aquellos que, hace apenas unos meses ,eran sus más directos detractores, que lo trataban a bayeta y que se complacían en ponerlo como chupa de dómine. Es evidente que las nuevas maneras políticas recién estrenadas por el equipo de “confianza” del Presidente del PP, han provocado los primeros resultados “favorables”, si es que debemos atenernos a los elogios, panegíricos, agasajos, candongas y piropos que está cosechando del entorno mediático del grupo Prisa. Lo que sí es evidente es que, el jolgorio se ha instaurado en el partido socialista al comprobar que su segunda legislatura comienza sin tener una oposición con la que bregar, sin que en la misma parezca que exista un liderazgo claro y, por añadidura, con la ventaja añadida de que no deberán enfrentarse, en ningún caso, a las temibles embestidas de un Zaplana o un Acebes o, a la peligrosa y punzante dialéctica de una María San Gil.

Es obvio que la nueva deriva del PP, bajo el mando de un Rajoy desconocido, le ha creado una corte de admiradores, de amigos que le tienden la mano y de seguidores que se muestran dispuestos a acogerle en el seno de sus propios grupos. Lo malo de todo esto, señor Rajoy, es que estas nuevas amistades que está usted cosechando, son las que precisamente le están delatando. Si, el hecho innegable de la acogida cordial que le están dispensando personajes como Rodríguez Ibarra, Gaspar Llamazares, ( a la derecha del nuevo Rajoy la llama “derecha normalizada”, él sabrá lo qué quiere decir) o el mismísimo Rodríguez Zapatero que ya sabe que no lo va a incordiar más defendiendo a las víctimas del terrorismo o pidiendo que luzca la bandera española en los edificios públicos o exigiéndoles que se proteja el castellano en Catalunya, Pais Vasco, Baleares o en la misma Galicia. ZP ha conseguido, con su segunda victoria, convertir al PP en un simple símbolo de una oposición que, dejó de serlo, desde que han decidido transigir con las ideas del adversario político. Las estrategias de los nuevos elementos que se han hecho con la dirección del partido, no dejan lugar a dudas cuando se habla de “acercamientos a los nacionalistas” (¿Por qué me recuerdan estas ideas a las del señor Piqué?) o política “no agresiva”.

Todo se va aclarando poco a poco. Vean ustedes las intervenciones de la señora Salmones, ¿recuerdan ustedes a aquella afiliada al PP que defendía, con vehemencia, el famoso Canon Digital, pues la misma); ahora se ha salido con una diatriba contra María San Gil, ¡ella, una desconocida sin otro currículum que el de opinar distinto a la mayoría del PP!, diciendo, sin la menor vergüenza, que la ponencia política del PP “insulta” al PNV porque lo equipara a ETA. Pero señora mía, ¿donde vive usted?, ¿en qué zulo ha estado usted encerrada que no se ha enterado todavía de que, si ETA subsiste todavía es gracias, en gran parte, al apoyo que siempre le ha dispensando el PNV? Parece que no ha leído, esta señora, las declaraciones del señor Arzallus, protestando porque se ha detenido a un miembro de ETA que formaba parte de la mesa negociadora.

Ambos tienen los mismos propósitos y ambos comparten las mismas ideas, sólo se distinguen en que los unos, por conveniencia, han seguido la senda política y otros los asesinatos; pero ambos se necesitan y complementan.

Es de suponer que nadie se sorprenderá de que, ante los nuevos amigos del señor Rajoy, muchos de los simpatizantes y afiliados al PP estemos convencidos de que mos hallamos ante una claudicación en toda la regla. Todos sabemos que, cuando se habla de una derecha “buena” y de una derecha “mala”, quiere decir que la buena es la que les interesa a los que pretenden cambiar el régimen en España, acabar con las libertades y con todos los valores que el PP, hasta hoy, había defendido a capa y espada. Nadie podrá dudar ya de que el verdadero espíritu del PP y de la antigua Alianza Popular está representado.

Precisamente. por los que han enarbolado la bandera de la crítica contra la degeneración a la que está abocado el partido; los que no podemos admitir que el PP se dedique a hacerle el caldo gordo al PSOE; los que no nos resignamos a que bajo el lema de “actualizarse”, “admitir la realidad” o acercarse a los nacionalismos para captar sus voluntad; se reniegue de todos aquellos principios señeros que hemos defendido durante tantos años. No se puede consentir que bajo la excusa de no crispar o de hacernos los simpáticos, nos resignemos a una realidad que todos sabemos que lleva a la destrucción de España como nación y de todos los principios éticos y morales que nos legaron nuestros mayores. Si ellos quieren prostituirse que lo hagan, pero no tienen derecho a utilizar los votos que les dimos para traicionar nuestra confianza.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris