Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Contundencia constitucional

Manuel Villena Lázaro
Redacción
viernes, 30 de mayo de 2008, 03:14 h (CET)
Hace pocas fechas el Sr. Rodríguez Zapatero, Presidente del Gobierno de España,recibía a los padres de Mari Luz Cortés. Estos padres presentaban un importante número de firmas solicitando cadena perpetua para los delincuentes que hayan cometido delitos tan aberrantes como el que acabó con su hija.

El Sr.Zapatero, ante el clamor popular del que eran portadores estos doloridos padres, manifestó estudiar el endurecimiento de las penas y poco más, pues amparándose en la Constitución, ésta no contempla la pena solicitada, cosa cierta por demás; no hay nada más que leerla para estar de acuerdo con el Sr.Presidente.

Sería deseable que esta misma contundencia constitucionalista la desplegara el Sr. Presidente ante casos de tan manifiesto incumplimiento constitucional como los que a continuación expongo:

Diferente castigo, ante un mismo delito, en función del sexo del delincuente.

Cobrar ciertos impuestos, o no cobrarlos, dependiendo de la autonomía de residencia.

Funcionarios del Estado con igual categoría y desempeñando análogo puesto de trabajo reciben distinto salario, dependiendo de la autonomía en que trabajen.

Se dificulta e impide, en ciertas autonomías, escolarizar a los alumnos en la lengua oficial de toda España.

En algunas comunidades autónomas se sanciona a los comerciantes que hacen uso del derecho a utilizar la lengua de todos los españoles.

Al no querer extenderme en demasía baste por hoy con los casos citados.

Así que ante estas incongruencias, que nuestros dirigentes fomentan y amparan, la Constitución se ve, en demasiadas ocasiones, forzada hasta límites insospechados en función de intereses partidistas, que en multitud de ocasiones sólo tiene por objeto contentar a grupos políticos (generalmente nacionalistas) de escasa representatividad nacional, pero que la actual ley electoral sobredimensiona en su capacidad de influencia y decisión.

Noticias relacionadas

La palabra sabia y agradable del escritor. Parte I

Recopilación de pensamientos sin retorno, de la escritora para los animalitos

A Rosario Murillo

“El error es un arma que acaba siempre por dispararse contra el que la emplea”. Concepción Arenal. (1820-1893)

Un Estado que regule

“Pero sí hay una paradoja: los ricos de las sociedades se han vuelto más ricos, y los pobres son más, pero más pobre que antes”

¡No más nudos entre nosotros!

“El mundo será lo que nosotros queramos que sea”

Podemos (2015) si, VOX (2019) no, ¿la JEC también discrimina?

En ocasiones, la fe en nuestras instituciones se tambalea al comprobar que, también en ellas, se producen decisiones que, a cualquier ciudadano, le hacen chirriar sus convicciones democráticas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris