Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Televisi n   -   Sección:  

El Conciertazo

Javier Esparza
Redacción
viernes, 7 de enero de 2005, 03:47 h (CET)
La 2 estrenaba este sbado -con repeticiones- la nueva temporada de 'El conciertazo', el programa de divulgaci n de la msica cl sica para nios y j venes que dirige y presenta Fernando Argenta. 'El conciertazo' ha sido calificado reiteradas veces como el mejor divulgativo infantil de la pantalla. Lo nico que cabe deplorar es que la competencia era casi inexistente: nuestros canales, en general, prefieren apostar m s bien por masajear las frgiles neuronas de los cr os con productos de animacin. Eso, en todo caso, no quita m rito a 'El conciertazo', sino que le aade otra medalla: la de atreverse a ir contra corriente.

Si usted se fija, en nuestra pantalla no hay m s que dos programas de los que pueda decirse que tienen un afn educativo en el terreno infantil y juvenil: ste de Fernando Argenta y 'Kombai & Co.', el espacio de iniciacin pr ctica a las artes de Telecinco. Ambos duran slo media hora. El resto es desolaci n. Incluso 'Zona Disney' de TVE-1, que tiene un perfil bastante cuidado, elude minuciosamente cualquier veleidad pedaggica. En cuanto a los avasalladores paquetes de dibujos animados que las cadenas nos sirven, lo menos que se puede decir es que no est n exactamente concebidos bajo aquella inspiracin griega que entend a la formacin del ciudadano como una obra de arte.

Hace pocos d as, Telecinco reuna a quienes cortan el bacalao de su programaci n para buscar frmulas de autocontrol en el horario familiar, con el fin de proteger a la audiencia infantil. Cabe felicitar a Telecinco y hay que estimular a los otros canales para que tomen ejemplo, pero deber a llevar consigo una reflexin: c mo hemos llegado a este punto en el que es preciso proteger a alguien de la televisin. De paso, no estar a mal que los canales se plantearan seriamente convertir sus franjas infantiles en algo ms que simples contenedores de ocio elemental y primario, y que crearan m s programas de carcter pedag gico.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris