Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Afganistán: Apuntalando una nación ya perdida

Ben Tanosborn
Redacción
jueves, 29 de mayo de 2008, 05:03 h (CET)
Los europeos viven en un mundo de fantasía si piensan que las elecciones de otoño en EEUU cambiaran las demandas que este país impone a la OTAN. El belicoso senador Joseph Lieberman, principal defensor en el Congreso del gobierno de Israel, nos lo dijo hace un par de meses al acentuar que la posición de ambos partidos sobre Afganistán es idéntica. A Europa, dijo quien fuera en el 2000 candidato a la vicepresidencia por el partido Democrático, se la puede asegurar que cualquiera de los dos candidatos Democráticos, Barack Obama y Hillary Clinton, lleva la misma exacta política sobre Afganistán. Y no digamos el Bush-Gemelo, y candidato presidencial Republicano, que define lo que es ser halcón… pero con un seso de colibrí Zunzuncito.

El número de tropas estadounidenses y de la OTAN que tratan de mantener en pie al régimen de Karzai en Afganistán probablemente sea cuatro a cinco veces mayor que el de Talibanes, aunque combatientes de Chechenia, Pakistán, Uzbekistán y otros países árabes-musulmanes agregan con su experiencia. Y guerrilleros “a tiempo parcial” se suman a la resistencia, furiosos al ver el poco valor que tiene una vida afgana para el invasor – como la Masacre de Shinwar cometida por los norteamericanos en la provincia de Nangrahar – logrando añadir una medida de efectividad a la insurgencia.

Hace dos semanas, un amigo periodista europeo, que volvió a Afganistán en marzo después de una ausencia de más de dos años, me dio el consabido parte de cómo van las cosas por allá. “Ben,” me dijo, “la marioneta de EEUU, Karzai, continua siendo ‘el alcalde de Kabul’, y no el presidente de Afganistán, ejerciendo su influencia sobre el pueblo tan solo en la distribución de ayuda extranjera para las provincias. La percepción de los afganos, vivan en Herat, Kabul o Kendahar, es que todos estos miles de millones de dólares en aparente ayuda no han mejorado sus vidas, y la mayoría – excepto los que se benefician por el mercado de la amapola – ahora ve con claridad y nostalgia el régimen Taliban”.

Mingo estuvo en Kabul el mes pasado y fue testigo en el atentado a la vida de Karzai. Su anfitrión pronuncio una declaración profética cuando le dijo que en cuatro o cinco años, quizás antes, se estará celebrando la liberación del país de los norteamericanos y otros mal llamados miembros de la coalición. La celebración reemplazará, según el anfitrión, este desfile militar del 27 de abril, fecha del atentado contra Karzai, y que ahora es la fiesta mas importante en la nación… que conmemora la liberación del país de la ocupación soviética.

En febrero, durante la Conferencia de Seguridad (44) en Munich, Robert Gates, el aparentemente tranquilo, pero tan halcón como los caudillos del Pentágono que le precedieron, dio a los miembros de la OTAN la amarga verdad sin mascara alguna, demandando una “distribución justa de la carga” en lo que respecta el apuntalar la defensa militar en Afganistán, refiriéndose a la resistencia por algunos miembros de la OTAN, Alemania en particular, a dar su parte en la lucha… y en los muertos. EEUU (o mejor dicho su elite gobernante) simplemente no tolerará una “alianza de dos niveles”. Pobre Jung, el homologo alemán de Gates; en seguida tuvo que aprender que de poco le sirvió a Alemania el haber advertido al gobierno de EEUU seis años antes de este “aventurismo” militar. Todos recordamos muy bien como la agudeza sardónica del entonces ministro de defensa (guerra le va mejor) Donald Rumsfeld denigró por lo alto lo que llamó “la vieja Europa”.

Desde que rendirse a las demandas norteamericanas no es algo con gran popularidad en Alemania, y desde que no había otro remedio que el hacerlo, todas las discusiones y negociaciones tuvieron que hacerse bajo cuerda, de acuerdo con Der Spiegel, y los alemanes tuvieron que acceder a incrementar sus tropas en Afganistán de 3.500 a 4.500. Claro que esto servirá de poco, según Mingo; como tampoco valdrá mucho la ayuda adicional británica.

Un oficial subalterno del Reino Unido le dio a mi amigo el consenso de las tropas de la OTAN en Afganistán: “Los yanquis empiezan todas estas guerras sin discriminación, y luego, los gilipollas bastardos exigen que les ayudemos sacando a relucir esa carta sin fecha de expiración que demanda retribución por la ayuda que nos ofrecieron durante la primera y segunda guerra mundial. Ese tipo de racionalizacion es algo rancio que está empezando a apestar. Es la idiotez que sale de Washington con la americanísima ‘guerra contra el terror’ que se supone está ayudando a que Europa se mantenga a salvo… algo que hemos ‘podido ver’ con los ataques en el 2004 y el 2005 en Madrid y Londres… en ambos casos como pago a la política de guerra de EEUU en Irak y Afganistán”.

Y aquí nos encontramos en este Día de los Caídos con el huno mas huno de todos, George W. Bush, diciendo al país que “las libertades en EEUU tienen un gran costo”. Pero el apuntalar a Afganistán, o a Irak, no tiene nada en absoluto que ver con nuestras libertades… o las de ellos.

Noticias relacionadas

¿Profecías de Sánchez para el 2040? Antes habrá arruinado España

“No pierda la cabeza, nada ocurre como está previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.” Daniel Pennac

Menosprecio hacia la vida de algunos

Todos nos merecemos vivir para poder obrar y dejar constancia de lo que uno hace

Lastres y estercolero en la Sesión de Control al Gobierno

​Para el PP, la Sesión de Pleno del Congreso de los Diputados número 156 empezaba lastrada

Rajoy, Sánchez y el mito de Ícaro

“En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él” John Fitzgerald Kennedy. 35º presidente de los Estados Unidos

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris