Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

El llanero solitario

Pascual Mogica
Pascual Mogica
jueves, 29 de mayo de 2008, 05:03 h (CET)
Si se tratara de un entrenador de fútbol podríamos decir aquello de que “este no se come al turrón”, pero tratándose de un político, en este caso de Mariano Rajoy, lo cosa es imprevisible, igual le puede sobrevenir “una muerte súbita”, muerte política claro está, que experimentar una mejoría que nos pueda hacer pensar que Rajoy va a salir bien parado de todo este follón que se ha liado en el Partido Popular, aunque también hay que tener en cuenta eso de que “ha hecho la mejoría de la muerte”.

Pero no nos pongamos tan lúgubres. Rajoy está más solo que la una, eso es más que evidente. Los pesos pesados del Partido Popular se han juramentado y el “Fuenteovejuna” que le han montado es de mucho temer. Le están sometiendo a un goteo torturador intermitente y calculado y un día se va este, otro día se va la otra. Anteayer salía una criticándole y diciendo que lo está haciendo mal, ayer salía otro dedicándole una frase “cariñosa”, hoy sale otro diciendo que “Rajoy no es capaz de ofrecer un liderazgo renovado, sólido e integrador”.

Pero Rajoy quiere emular al “Llanero Solitario” y a lomos de sus fieles apoyos, si es que le queda alguno, intenta dar la batalla y se fija como principal objetivo “integrar a las distintas formas de pensar del partido”. Efectivamente hay distintas formas en el PP pero no de pensar sino de hacer. Hay quienes se van a la puerta de la sede madrileña a decirle de todo, los hay que le machacan de continuo a través de los medios de comunicación y las hay que no se manifiestan a su favor por que tienen sus dudas de que Rajoy pueda aguantar el chaparrón que le está cayendo encima y se muestran bastante cautos a la hora de manifestarse públicamente en su favor. Los Camps, los Valcárcel, incluso la misma portavoz, Soraya Sáenz de Santa María, elevada al púlpito por Rajoy, no se muestran muy entusiasmados con Rajoy, al menos públicamente. Es muy posible que estos tres estén toreando “de salón”, es decir le dan palmaditas en la espalda a Rajoy y le animan pero en privado, no en el ruedo.

La verdad es que el hombre lo tiene bastante mal. Cuatro años aguantando de sus “compañeros” carros y carretas ¿para qué?

Noticias relacionadas

El Gobierno se humilla ante el chantaje del separatismo catalán

“ Un apaciguador es alguien que espera que el cocodrilo se coma a alguien antes que a él” Wiston Churchill

Todos ellos dicen NO al Especismo

A algunos ciudadanos en China: Perros y Gatos también aman sus vidas

Andalucía, una ocasión para la izquierda

​​El ministro de Agricultura, Luis Planas, fue el orador invitado por la Agencia de Noticias Europa Press en su último Desayuno Informativo

Observaciones singulares

No basta con hablar de encuentros, es necesaria una mayor discriminación de los contendios tratados

Mantenerse en sus trece

Es triste contemplar la terquedad y cabezonería de los políticos y su incapacidad de dialogar ni de buscar puntos de encuentro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris