Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Perspectiva de Levante   -   Sección:   Opinión

La Iberia del Chikilicuatre

Domingo Delgado
Domingo Delgado
martes, 27 de mayo de 2008, 04:37 h (CET)
Acabamos de asistir a una nueva edición del vetusto festival de Eurovisión, que otrora tuvo momentos de gloria, de los que participó nuestro país; pero que progresivamente va mostrando el deterioro del correr del tiempo, no se si por la edad, o por el mismo reflejo de la decadencia social de Europa.

En la presente ocasión Iberia ha exportado un producto friki, bastante inapropiado con el sentido del festival, de lo que es la música que hizo fortuna en este evento europeo, en que triunfaron canciones que además de pegadizas, tenían su valor musical, en cuanto a letra, y sintonía de las mismas. Pero sin embargo, el invento de chiquilicuatre que resulta más propio de un acto de comicidad, que musical, ha sido elevado a categoría de canción, y como tal, llevado como ejemplo de la producción musical española a uno de los grandes eventos de la canción, en un claro error de cálculo, o más bien, en una mala broma con “carga de profundidad” contra el festival de Eurovisión, pues si el nivel del producto que llega al mismo es de tan mala calidad, los días de dicho festival estarán contados.

Es cierto, que según el dicho por el cual, “la boca expresa lo que el corazón siente…”, de igual manera podemos afirmar que lo que se exhibe es el producto de lo que se tiene, o por mejor decir, de lo que se es. Y en consecuencia, es reflejo de la sociedad actual.

Una sociedad adolescente, poco rigurosa en sus compromisos, escasamente laboriosa, dada al hedonismo, que casi todo lo toma a “coña”, y casi nada en serio. Una sociedad con una progresiva pérdida de valores sociales.

Pero no fue sólo el caso español, sino que también pudimos apreciar una sucesiva muestra de mediocridad, falta de talento musical, reflejo de una “cultura del todo a cien”, de lo falto de valor. Por lo que el caso, como no puede ser de otra manera, no es sólo propio de Iberia, sino también es un mal compartido en una sociedad europea occidental en crisis de valores culturales y sociales, que progresivamente se va apartando de sus orígenes del humanismo cristiano, y desorientada, aún no ha llegado a coger un camino de auténtico progreso cultural y social.

Resultando igualmente sintomática la colonización cultural del mundo angloamericano sobre la vieja Europa, pues la mayoría de las interpretaciones se hicieron en inglés (desde los rusos, franceses, y griegos, hasta los nórdicos), en un nuevo síntoma de pérdida de identidad sociocultural europea, que pone de manifiesto el fiasco que la neocolonización angloamericana está produciendo, incluso en países culturalmente más avanzados, pero los nuevos medios de comunicación, la masiva producción cinematográfica y musical estadounidense, están pasando factura en forma de ramplón nivel cultural de nuestras jóvenes generaciones, ante lo que Europa ha de reaccionar fomentando su cultura, con su plural riqueza nacional de sus Estados.

Y en la línea de lo dicho, los responsables del Festival de Eurovisión deberían de poner unos límites de calidad a la aceptación de canciones, de manera que dicho evento cultural vuelva a coger el nivel que jamás debió perder.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris