Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Fuera de juego   -   Sección:  

Cristiano

Jorge García
Jorge García
domingo, 25 de mayo de 2008, 14:02 h (CET)
Es el hombre de moda. El centro de los flashes y portadas. Cristiano Ronaldo, hoy el mejor jugador del mundo, no sabe dónde estará mañana. La agobiante y razonablemente cuestionada prensa deportiva española lo sitúa en el Bernabéu. Ferguson, por su parte, encoleriza por los rumores que apuntan a la pérdida de su gran estrella. Los aficionados madridistas rebosan de ilusión mientras su presidente echa cuentas de ingresos y gastos que generará el jugador. Se habla de 90 millones. La barbaridad más grande jamás planteada. Nadie vale ese dinero, ni si quiera yo.

Hombres que saben de fútbol, como Pellegrini o Wenger, hacen un equipo más fuerte y competitivo que el Madrid con ese dinero, sin tener que dejárselo en Manchester. Y yo también. El niño guapo del fútbol lo tiene todo para triunfar. Ya es campeón de Europa. Apunta a Balón de Oro y su progresión como futbolista es tan avanzada como infinita. Atrás quedó el joven malabarista, chupón, presumido, egoísta y caprichoso. Ahora es un jugador de fútbol.

Por eso, por el gran trabajo que ha hecho Ferguson con su pupilo, no quiere dejarle marchar. Sería la peor operación posible. Más allá del dinero ingresado, que al United no le hace ninguna falta, se perdería lo conseguido y lo que se podría lograr. La educación futbolística de Cristiano, su explosión como futbolista, su madurez, la posibilidad de observar hasta dónde puede llegar, lo verían en Madrid.

Para los blancos, sería el fichaje perfecto. Gastarse esa millonada por el portugués es algo irracional, pero es que el Madrid no entiende de razones. Es un equipo, ganador, que piensa y vive con el corazón, que necesita victorias continuas e ilusión renovada de forma perenne. Por eso, y porque camisetas, millonarios árabes y ciudades deportivas dan el dinero suficiente para poder seguir soñando. Cristiano es el hombre que falta en el Bernabéu. Un nuevo Beckham, privilegio de publicidad e inmejorable futbolista.

Cristiano lo tiene todo. Velocidad, inteligencia, regate, potencia, disparo, juego aéreo… Todas las cualidades que deben aparecer en el futbolista perfecto están en su lista de virtudes. Pero la mejor de todas, la más importante, el mayor motivo para fichar a este jugador, es su progresión. Ronaldo vale 90 millones porque su margen de mejora es mayor al de cualquier jugador de su edad (quizá a la par con Cesc Fábregas). Alguien de su personalidad no entiende de conformismo, y seguirá creciendo como jugador, buscando un techo futbolístico, que se asemeja al horizonte: avanzas, y sigue habiendo mar. Veremos qué barco elige para navegar.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris