Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Ocaso de la economía global

Germán Gorraiz López
Redacción
lunes, 26 de mayo de 2008, 04:10 h (CET)
El fenómeno de la globalización económica ha conseguido que todos los elementos racionales de la economía estén interrelacionados entre sí debido a la consolidación de los oligopolios, la convergencia tecnológica y los acuerdos tácitos corporativos por lo que una crisis económica en estos momentos será global y vinculante.

Para llegar a dicha crisis, cuyos primeros bocetos ya están perfilados y que terminará de dibujarse en el próximo quinquenio, han contribuido los siguientes elementos:

1-Sustitución de la doctrina económica de Equilibrio presupuestario de los Estados por la del Déficit endémico, práctica que por mimetismo adoptarán las economías domésticas y las empresas y organismos públicos y privados, contribuyendo a la desaparición de la cultura del ahorro, endeudamiento crónico y excesiva dependencia de la Financiación Exterior.

2.-Instauración del consumismo compulsivo en los países desarrollados, favorecido por el bombardeo incesante de la publicidad, el uso irracional de las tarjetas de plástico, la concesión de créditos instantáneos con sangrantes intereses y la invasión de una marea de productos manufacturados de calidad dudosa y precios sin competencia provenientes de los países emergentes, fruto de la implantación del libre comercio mundial mediante la supresión de aranceles a las importaciones.

3.- Política suicida de las principales entidades bancarias mundiales en la concesión de créditos e hipotecas de alto riesgo: Inmersos en la vorágine expansiva de la economía mundial del último quinquenio y en aras de optimizar su cuenta de resultados, actuarán obviando las más elementales normas de prudencia crediticia convirtiéndose en meros lobbys especulativos y descuidando las dotaciones a los Fondos de Provisión e Insolvencia lo que aunado con la falta de supervisión por parte de las autoridades monetarias de los índices de solvencia de las entidades bancarias originará la crisis de las subprime de EEUU, seguida de un goteo incesante de insolvencias bancarias, una severa contracción de los préstamos bancarios y una alarmante falta de liquidez monetaria y de confianza en las instituciones financieras.

4.-Obsesión paranoica de las multinacionales apátridas o corporaciones transnacionales por maximizar los beneficios debido al apetito insaciable de sus accionistas al exigir incrementos constantes en los dividendos; no dudando en endeudarse peligrosamente en aras del gigantismo mediante OPAS hostiles e intensificando la política de deslocalización de empresas a países emergentes en aras de reducir los costes de producción (dado el enorme diferencial en salarios y la ausencia de derechos laborales de los trabajadores) con un severo impacto en los sectores del calzado y marroquinería, textil, equipamiento deportivo, electrodomésticos de baja y media gama e industria auxiliar del automóvil de los países desarrollados, consiguiente inanición laboral y aumento de las tasa de paro.

5.- Brutal incremento del consumo de materias primas y productos elaborados por parte de los países emergentes debido a sus espectaculares crecimientos de los PIB anuales y Galopante subida del precio del crudo (superando holgadamente los 120 dólares el barril), condicionado por las incertidumbres geopolíticas; el hundimiento de los valores bursátiles y subsiguiente desvío de inversiones especulativas al mercado del crudo, la severa depreciación del dólar y la consiguiente merma de ingresos de los países productores así como la psicosis de desabastecimiento ante previsibles futuros recortes de producción por parte de la OPEP, todo lo cual conllevará una espiral de aumentos de precios que en los próximos años serán inasumibles por las economías del Primer Mundo al no poder revertirlas en el precio final del producto dados sus altos costes de producción con la consecuente pérdida de competitividad, estancamiento de sus exportaciones, aumento de los Déficits por Cuenta Corriente y Deuda Externa y regreso a escenarios ya olvidados de proteccionismo económico con el consiguiente finiquito a la globalización económica.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris