Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El cuidado del arreglo personal

Ana Carmen Trujillano (Málaga)
Redacción
viernes, 23 de mayo de 2008, 05:38 h (CET)
Aún no ha llegado el verano, aún no ha llegado el calor, pero ya empezamos a ver como algunas mujeres, que se creen muy libres, porque son capaces de liberarse de su ropa. ¡Pobre gente! Ignoran que la verdadera libertad reside, no en mostrar sus vergüenzas, sino en no dejarse llevar por la corriente. La libertad ha perdido su verdadero sentido para convertirlo en libertinaje.

¿Por qué tienen que vestir las mujeres como quieren unos cuántos desaprensivos? ¿Es que las mujeres no sabemos perfectamente que es lo que nos sienta mejor? Si nos empeñáramos, lograríamos imponer nuestro criterio sano, elegante y que no nos degrade, que es lo pretenden muchos.

El arte de vestir es un conjunto de cualidades externas, visibles, que reflejan el equilibrio, la personalidad y educación de la mujer y, está relacionado con lo más íntimo de la persona. Con el vestido expresamos la alegría o la tristeza, la autoridad y el poder, el orgullo y la sencillez, la riqueza y la pobreza. Una buena presencia eleva los pensamientos y facilita la convivencia. El cuidado del arreglo personal es, primera manifestación natural de la condición femenina.

Para muchos profesionales, la moda no significa más que un negocio, que pretenden infiltrar en todos los ámbitos y, concretamente reducir a la mujer a un objeto de placer.

La mujer debe saber descubrir que el valor de la belleza está en el interior de la persona y, no en la ropa que le diseñen algunos.

Noticias relacionadas

​Sánchez con síndrome de Diógenes

Como siempre, la culpa no será del Gobierno sino del PP y de la extrema derecha por atreverse a hacer preguntas incómodas al Gobierno

​¿Urgencias económicas a costa de más coronavirus? ¿Una imprudencia más?

““El que camina a grandes zancadas no irá muy lejos.” Lao Tsé

La alienación de las masas

​Los cambios de criterio de este hombre respecto a una cosa tan seria como es la salud de las personas y la contención de la epidemia son dignos de la veleta más voluble de cualquier campanario

​¿Creen ustedes en algo?

Ya sé que no se lleva hablar de Dios ni recitar el Credo. Vivimos convencidos de que el mundo está en nuestras manos y Dios sobra

​Confinamiento, sana distancia, otredad e individualidad

“Soy lo que soy por el otro. Soy yo por lo que soy”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris