Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cine   -   Sección:  

'Hellboy', de Guillermo del Toro

Marcos M ndez Sanguos
Marcos Méndez
miércoles, 27 de octubre de 2004, 21:12 h (CET)
No soy fantico de Hellboy en su vertiente literaria (de hecho, nunca hab a odo hablar de l hasta hace un par de aos, cuando se escucharon los primeros rumores de una adaptacin al cine) ni de la mayor parte de c mics realizados en los ltimos 50 a os, entendido este sustantivo como el tebeo de creacin y facturaci n norteamericana.

Sin embargo, ha resultado una grata sorpresa mi acercamiento al personaje dibujado por Mike Mignola (editado por Dark Horse, la primera historia de Hellboy sali a la venta en 1993) e interpretado en la pantalla por Ron Perlman (Blade 2) a las rdenes del distinguido -aunque no siempre acertado- Guillermo del Toro (Cronos, El espinazo del diablo). No esperaba encontrarme con una mujer que, como le suceda a Hulk, causa estragos cuando se enfada, ni con una historia de amor a tres bandas, y menos con una pel cula que destaca, adems de por sus efectos visuales, artificios vulgares y un n mero elevado de dilogos prescindibles, por la capacidad de hacer creer al espectador que un ni o invocado por los nazis pueda llegar a convivir en nuestro mundo (la caracterizacin de Perlman es excepcional) alrededor de criaturas tan monstruosas como Abe (una extra a clase de anfibio antropomorfo) y unos cuantos viscosos enemigos de brazos tentaculares que se reproducen con notable celeridad.

Con estos personajes traza del Toro una trama sin demasiadas complicaciones argumentales y con algunas secuencias agradables (incluso cmicas) como la cita de Liz (Selma Blair) y Myers (Rupert Evans), que no se percatan de la escucha del hombre rojo y su peque o amigo desde una azotea cercana, o la discusin entre Hellboy y Tom (Jeffrey Tambor), perfilando una l nea temtica (la confrontaci n racista hombre - monstruo) que no termina de calar, resolvindose en un final demasiado simple y moralista.

Despu s de todo, Hellboy no deja de ser una pelcula destinada a grandes audiencias y aficionados a las vi etas, que no se sentirn decepcionados de la que es (y esto no significa gran cosa) la mejor pel cula de superhroes de la ltima dcada.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris