Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Momento de reflexión   -   Sección:   Opinión

Fundamentalismo cristiano

Octavi Pereña
Octavi Pereña
jueves, 22 de mayo de 2008, 04:23 h (CET)
Para Pepe Rodríguez, conocido periodista que ha escrito diversos libros sobre sectas, también lo ha hecho sobre cristianismo., pero no desde la imparcialidad de que debe hacer gala un buen crítico, sino dejándose guiar por sus sentimientos viscerales que nacen en su alma contra esta fe. El escritor que afirma haber leído por motivo de su trabajo de principio a fin diversas versiones de la Biblia, afirma que “es el libro más antirreligioso que puedes encontrarte, sobre todo el Antiguo Testamento, terrible, trágico, quienquiera que lo lea le resultará difícil seguir siendo creyente”.

La interpretación de los hechos depende del color con que se miran. Jesús también tiene algo que decir al respecto: “La lámpara del cuerpo es el ojo, así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz, pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas?”

(Mateo,6:22,23). ¿Qué nos dice esta sentencia? Según sea la cantidad de luz o tinieblas que haya en el alma, así se verán las cosas. Si aplicamos las palabras de Jesús a la Biblia, el concepto que tendremos de ella dependerá de la luz o tinieblas que haya en el alma del lector. Es muy importante tener bien claro qué es luz y qué tinieblas. En la Biblia, tener luz significa creer en Cristo porque el Señor es la luz del mundo. Estar en tinieblas significa no creer en Él. Cuando se está en Cristo la Biblia tiene un color totalmente diferente a como la ve quien no cree en Él. Por esto, al creyente en Cristo no “le resultará difícil seguir siendo creyente”, a pesar del concepto terrible, trágico que Pepe Rodríguez tiene de la Biblia. La razón es muy sencilla, mirándola con la luz que Cristo pone en el alma del lector, los pasajes escabrosos que para muchos son difíciles de digerir sirven para poner de manifiesto el amor y justicia perfectos de Dios.

El laicismo actual, que de alguna manera es la reimplantación de la Ilustración de los siglos XVII y XVIII, tiene la finalidad de hacer desaparecer del escenario social la presencia de Dios. Los representantes de la Ilustración creían que el racionalismo, es decir, que la razón humana junto con el instrumento de la educación, podría mejorar la naturaleza del hombre. Esta finalidad se podría alcanzar sin Dios y la Biblia que es su portavoz autorizado. El racionalismo no ha aportado la mejora social, todo lo contrario, la decadencia moral se hace más destacada.

Pepe Rodríguez, en nombre del colectivo que quiere desacreditar a la Biblia se coge tal vez a un determinado fundamentalismo cristiano ruidoso causante de malestar social para hacerlo. En su análisis se olvida que dichos intérpretes fundamentalistas del texto bíblico no lo hacen con la luz de Cristo sino con las tinieblas de su «humanismo cristiano» que es fruto del racionalismo. El hecho de que sean muchos quienes interpretan la Biblia sin la colaboración del Espíritu Santo que ilumina el alma, no significa que muchos otros no vean fortalecida su fe con la lectura del Libro denostado.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris