Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

Carta a un obispo

Pascual Mogica
Pascual Mogica
domingo, 18 de mayo de 2008, 06:43 h (CET)
Señor obispo: Yo no se si usted está en contra o no, alguno de sus colegas sí lo está, de que se apliquen los cuidados paliativos a un enfermo de cáncer en situación terminal. Hace pocos días acabamos de dar sepultura a un viejo y querido amigo que ha fallecido como consecuencia de esa trágica dolencia. Me cuenta su esposa, que ha estado todo ese tiempo a su lado, que los dos últimos meses su esposo los pasó rabiando de dolor, hasta tal punto que dos semanas antes de producirse el fallecimiento habló con los doctores que atendían a su marido y les conminó a que le aplicaran algún sedante que hiciera que su esposo pudiera morir sin sufrir la tortura de un dolor atroz como lo estaba padeciendo, al propio tiempo les recriminó que porqué no lo habían hecho mucho antes, respondiéndole los médicos que querían tenerlo consciente para que luchara contra la enfermedad. La esposa de mi amigo, les espetó que luchar para qué si estaba claro que la cosa no tenía solución y todos lo sabían desde hacía mucho tiempo.

Señor obispo: ¿Porqué se empeñan ustedes que todos lo pasemos tan mal como la pasó Jesús en la cruz? Jesús, según cuenta la Biblia, murió por salvarnos a nosotros. No creo que Jesús deseara para los demás todo el mal que había pasado él. ¿No se han dado ustedes cuenta de que al oponerse a los cuidados paliativos en enfermos terminales invocando a Dios, están dando la sensación de que el catolicismo es sectario? ¿Para que están los medicamentos para aliviar o erradicar el dolor en los enfermos terminales? ¿Para tenerlos en una estantería? ¿Están tan mal vistos por la Iglesia Católica esos fármacos al igual que lo está la investigación sobre las células madre? ¿Se condena al fuego eterno a los enfermos terminales a los que se le aplican esos lenitivos?

Señor obispo: Mi amigo no tenía solución y lo pasó mal, muy mal, antes de dejarnos, por lo que ruego, y perdone usted la forma de expresión, que me aclare si lo que la Iglesia Católica nos desea es que haya que joderse antes para morirse después. Esto me cuesta creerlo. Eso solo puede pensarlo y defenderlo alguien cuyos esquemas mentales no los tiene debidamente ordenados.

Noticias relacionadas

Virtualidad progresiva

Por fortuna, la civilización asienta sobre numerosos pilares, sumando incuestionables conquistas en un progreso evidente

Una propuesta de cien medidas respecto a la familia

Hay que ver si los partidos quieren resolver problemas o solo vencer a los contrarios

Traficar con el arte

¿Es aceptable que un castillo o una iglesia que forman parte de la Historia de nuestro país, se transformen en la residencia de una familia adinerada?

Top ventas

Lo más vendido en este fin de invierno, comienzo de primavera

El PSOE esconde sus intenciones, pero sus omisiones tendrán consecuencias

“Si tienes que mentir, engañar, robar, obstruir o intimidar para hacer entender tu punto, no debe ser un punto capaz de sobrevivir por sus propios méritos”. Esteven Weber
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris