Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

Los clubes morosos nos desprestigian a todos

Jorge Dargel
Jorge Dargel
sábado, 17 de mayo de 2008, 05:11 h (CET)
Lamentablemente y con más frecuencia en los últimos años se están dando más casos de clubes que no pagan a sus jugadores, es decir, la empresa no paga a sus trabajadores. Pero lo más grave es que esto se puede llegar a entender en equipos de categorías no profesionales, por ejemplo, conjuntos de fútbol de Tercera División o Segunda B que no tienen unos ingresos como sus ‘hermanos’ ricos de Segunda o Primera. Sin embargo, este mal endémico se está produciendo en entidades de primer nivel de diferentes deportes, llámase Levante, Algeciras (2ª B) en balompié o Algeciras y Teucro en balonmano como los últimos casos más recientes y mediáticos.

En cualquier caso, sean clubes de Primera y de Asobal o modestos de otras categorías, este ‘enfermedad’ debe ser erradicada. Cada vez más vemos en la televisión imágenes de jugadores encerrados en sus estadios protestando por el impago de numerosas nóminas atrasadas sin de verdad ponernos en la piel de esos deportistas. Al fin y al cabo, son trabajadores que tienen el derecho de cobrar inexorablemente cada mes. Entiendo que un club pueda pasar una crisis financiera, pero para eso están las planificaciones y los presupuestos de la temporada. Sin embargo, la solución más rápida y ‘fácil’ es dejar de pagar a los jugadores.

Normalmente estos casos ocurrían en equipos de divisiones inferiores de fútbol o en otros deportes, pero ha tenido que pasar lo del Levante para encender aun más la voz de alarma. Cómo podemos decir que tenemos la mejor Liga del mundo cuando suceden anomalías como éstas en las que un club de Primera División es incapaz de pagar regularmente a sus jugadores. Sin lugar a dudas, los trabajadores de este conjunto levantino son los más perjudicados, pero no son los únicos, ya que la imagen que se está dando es lamentable y vergonzosa. La ‘mejor’ competición del mundo tiene a un equipo que no llega a fin de mes, ¿qué les parece?

Y bueno, todavía los jugadores del Levante pueden ir tirando con sueldos anteriores, pero se imaginan este mismo caso en equipos de 2ª B o de otros deportes donde las nóminas no tienen comparación. Además, en algunas ocasiones los presidentes, en vez de meterse la cabeza debajo de la tierra, toman actitudes dictatoriales y mafiosas. Esto mismo ocurrió con el Algeciras de balonmano la pasada campaña, en el que el mandamás decidió emprender medidas desafiantes ante los jugadores que decidieron denunciar al club por impagos. La cosa fue más o menos así, que tú me denuncias, pues ya me vengaré no dándote la carta de libertad al final de temporada. Afortunadamente para el Algeciras esta persona ya ha dejado la presidencia, eso sí, con el conjunto descendido a División de Honor B.

Al igual que con el fútbol, presumimos de tener la mejor liga de balonmano del mundo, la Asobal, junto con la Bundesliga. Por jugadores y calidad, sin lugar a dudas, pero por dinero y por infraestructura de los clubes, ni punto de comparación. Además, algunas entidades en vez de intentar cortar o subsanar la crisis, siguen engordándola con fichajes de última hora para salvar la categoría como acaba de hacer el Teka. Sí, se ha salvado del descenso, pero a costa de aumentar el agujero económico, es decir, comida para hoy, pero hambre para mañana.

La única solución que queda para los dirigentes de las respectivas ligas es que aumenten los mínimos del presupuesto para empezar una temporada. Sí, es contraproducente, pero asegurará casi con certeza que no sucedan lamentables e indignantes casos como los citados en este artículo. ¿Qué se apuestan a que los jugadores del Levante saldrán a disputar el último partido de Liga contra el Real Madrid en el Bernabéu? Como medida de presión es buena, pero sinceramente, no van a ganar nada. Esto mismo lo iba a hacer el Algeciras de balonmano contra el Ciudad Real y se jugó con total normalidad. Lo más positivo que han conseguido los jugadores del Levante es la unión y solidaridad entre el resto de ‘colegas’ de profesión. Dicen que la unión hace la fuerza, esperemos que sí y que dejen de darse estos sucesos que tanto daño hacen al propio deporte y a la competición.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris