Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

De ilusión también se vive

Pascual Mogica
Pascual Mogica
viernes, 16 de mayo de 2008, 00:59 h (CET)
Decía el presunto líder de la derecha, Mariano Rajoy que tiene “ganas, ilusión y coraje” para ganar en 2012.

Yo no si después del rejón que le ha clavado en todo lo alto María San Gil, le quedará algo de esos tres sentimientos que dice poseer. Hace falta mucho aguante y muchas ganas, para soportar todo lo que desde su partido le vienen echando sobre sus espaldas. Primero fue lo de Zaplana, después lo de Ángel Acebes, que no digo yo que le haya sentado mal el que ambos decidieran marcharse, pero no es lo mismo que se hayan marchado de motu propio, que haberles tirado del tren en marcha el propio Rajoy, de haberlo podido hacer así siempre le hubiera quedado aquello de que es verdad que quiere moderar, “renovar” y centrar el PP, aunque visto lo de María San Gil, y de donde le han venido los apoyos a la dirigente vasca, hay que reconocer que si Rajoy quiere moderar el tono ideológico de su partido tiene que trabajar de firme y no creo que aún así lo consiga. Mayor Oreja, Ana Botella, Esperanza Aguirre, Gustavo de Arístegui y los demás que han apoyado a María San Gil, son “nacionalistas nacionales” de mucho peso. Demasiado radicalismo para echarlo él solo por la borda. Le va a hacer falta mucha ayuda y la única ayuda con la que cuenta en lo que se refiere a gente de un cierto predicamento en el PP se concreta en Francesc Camps, un recién llegado que en cuanto intuya que el ala dura del PP pueda volcar a Rajoy dejará a este más solo que la una. Rajoy, siempre va con “malas” compañías. Demasiado a menudo se le ve al lado de Javier Arenas, un perdedor nato que tiene los días contados como “notable” del partido. La verdad es que Rajoy tiene poco donde agarrarse.

Es evidente que con la que le está cayendo el estado de ánimo de Rajoy, en lo referente al “coraje”, sea más un estado de cabreo. En cuanto a la “ilusión” muy bien se le podría aplicar aquello que dice: “Y vivía de ilusiones el tonto de los…”. En cualquier no basta con disponer de “ganas, ilusión y coraje” lo que en realidad se necesitan son ideas y perspectiva de futuro para que en el caso, cada vez más improbable, de que Rajoy ganara unas elecciones generales, esas dos cuestiones, ideas y perspectiva de futuro, ilusionaran a los españoles y eso es más que notorio que Rajoy ni se ha parado a pensarlo con la que tiene liada en su propia casa, donde la cohabitación con sus detractores debe ser bastante dura. Por nadie que pase.

Noticias relacionadas

La Orden del Mérito Civil, recompensa para los embajadores

Se concede por la relevancia de los servicios civiles prestados al Estado español

Santa Bárbara

Todo el mundo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena

Desconfianzas y absurdos

La pobreza extrema crece en muchas partes del mundo

¿Juzgamos la rebelión catalana o la unidad de España?

“Seremos tan fuertes como unidos estemos y tan débiles como lo divididos que estemos” J.K. Rowling

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris