Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Crisis del PP

Mario López Sellés (Madrid)
Mario López
jueves, 15 de mayo de 2008, 06:44 h (CET)
Cuando uno oye hablar a ciertos políticos piensa que lo que dicen tiene mucho más que ver con la realidad soñada por ellos que con la realidad padecida por todos. Es obvio que la reciente fractura del PP atiende más a intereses personales que a cuestiones ideológicas o de principios, como se nos quiere hacer ver.

La ruptura actual es la última entrega del culebrón que las distintas familias populares –esas que según ellos no existen- vienen protagonizando desde la última convocatoria electoral del 9M. Los españoles nos regimos por el viejo protocolo de tú me ayudas a mí y yo te ayudo a ti. Los primeros espadas del PP quieren su cuota de poder y se ponen nerviosos cuando ven que se les niega la ayuda. Mariano Rajoy quiere dar un golpe de timón a la dirección del PP para centrarla y hacer posible una futura victoria electoral –además, creo que don Mariano ha realizado un sincero acto de contrición y se ha hecho la solemne promesa de no volver a dejarse llevar por los deleznables derroteros por los que su partido se condujo en el ejercicio de la oposición durante la pasada legislatura-. El argumentario de San Gil y Aguirre es patético. Aluden unas diferencias fundamentales con la nueva dirección del PP en temas que aún no se han tratado y que, en cualquier caso, se tratarán en el próximo Congreso del partido. Lo de San Gil es nuevo, pero a Aguirre hace años que la venimos viendo venir. Desde mi modesto punto de vista, creo que Mariano Rajoy está demostrando tener carácter y, lo que es más importante, el verdadero talante de un político de centro derecha. Creo que tiene todas las papeletas para llevarse el gato al agua y que, con un poco de suerte, marcará el final de la carrera política de personajes tan poco recomendables como Aguirre, Zaplana, Estarloa o Acebes.

Noticias relacionadas

La radio

Hoy es el día de los enamorados y ayer fue el día de la radio

Singularidad reformista

​Desde Cataluña a Venezuela, pasando por...; pretenden reducirnos a simplismos homogéneos. Precisamos de revulsivos plurales

​Los independentistas y sus violencias

Una parte no puede levantarse contra el todo de una nación

Runrún electoral, Falcon y Pedro Sánchez

"Sin PGE, Sánchez no se come la sentencia de El Procés. Disuelve"

Keep Calm, Sánchez

La carta que el presidente esconde bajo la manga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris