Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Un cura joven ante Jesús profanado

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
miércoles, 14 de mayo de 2008, 05:25 h (CET)
Acabo de recibir una comunicación personal de un cura joven de Alcorcón que por su interés general, para los cristianos sensibles y otros sacerdotes, doy a conocer. Juzgue cada uno y actúe según su fe y criterio.

“Hola Miguel, buenas noches. Soy G. M. de la Inmaculada. Te escribo solo para que te unas al Dolor de Cristo hoy en la Eucaristía, donde ha sido profanado, en nuestra Iglesia.

Yo me pregunto si Jesús al asumir la carne mortal, aceptó beber el cáliz que el Padre le daba, la agonía de Getsemaní, la flagelación, la coronación de espinas, la crucifixión... Pienso que al asumir la Eucaristía, también era consciente de que sería profanado, tirado, pisado, recibido en pecado mortal, con el corazón sucio por el pecado. Y pienso que si se quedó en la Eucaristía, lo hizo para ser adorado, para que pudiéramos acudir a El en momentos de debilidad, en momentos de soledad. Me da mucha pena que le hayan hecho eso al Señor, pero sabes lo que más pena me da, son las consecuencias y las medidas que luego los curas tomamos con todo esto, que es cerrar las iglesias.

Al final yo me pregunto: ¿Qué poner por encima?. El miedo a que a Jesús eucaristía no le hagan nada y al final lo dejamos solo; la gente no pueda entrar en la Iglesia y estar con el Señor y quererle y decirle alabanzas. O el que en algún momento pueda sufrir alguna profanación sí, pero por otro lado, que cada día pueda acercarse a visitar a Jesús, alguien que tiene un problema y pueda ir a la iglesia porque sabe que siempre está abierta, y justo cuando lo necesita pueda ir a estar con el Señor. Yo me pregunto cuánta gente habrá entrado en la Iglesia en un momento de verdadero sufrimiento y habrá salido consolado por el Señor.

Reza por nosotros para que sepamos discernir y no cometamos el error que sea. Pide por nosotros el don de sabiduría y entendimiento para que todo esto sirva para un mayor bien de todos, acrecentando nuestro amor al Señor, nuestra comunión y entrega en la Iglesia, suscitando en muchos fieles un mayor deseo de cuidar y acompañar a Jesús, ofreciendo nuestra vida al Señor con mayor valentía y firmeza, sabiendo que Cristo ha vencido al pecado.
¡¡ ALABADO SEA EL SANTISIMO SACRAMENTO DEL ALTAR¡¡”

No hago comentario alguno para que cada lector, juzgue el hecho no raro de las profanaciones, y obre según su fe y conciencia. Si alguien quiere expresar algo al respecto, lo haga con entera confianza y libertad.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris