Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Valoración de un funeral

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
martes, 13 de mayo de 2008, 06:58 h (CET)
A través de La 2 de TVE toda España pudo ver la retrasmisión, desde la catedral de La Almudena (8/5) del cuidado funeral por el ex presidente del Gobierno Leopoldo Calvo Sotelo, oficiado por el cardenal Rouco Varela y presidido por SS.MM los Reyes.

La viuda y sus 8 hijos, se vieron acompañados por representantes actuales y eméritos de las más altas instancias de la Iglesia y del Estado en la democracia española. Es lo que se llama con propiedad un “funeral de Estado”.

Me permito unas breves observaciones. No se confunda la eucaristía por un difunto con un acto civil de honras fúnebres a su memoria. La valoración religiosa de un funeral no radica en la parafernalia exhibida, ni por el número y dignidades de los oficiantes o de los acompañantes ( por sus cargos, puestos, títulos, dignidades, posición social etc), ni siquiera por las benemerencias del finado.

El mismo valor esencial tiene una sencilla eucaristía celebrada por un cura de pueblo en su humilde parroquia, que por un cardenal en la catedral. El verdadero protagonista de la misa es Jesucristo, que se hace presente y se ofrece al Padre en la liturgia de la Palabra y de la eucaristía, actualizando y renovando el sacrificio de su muerte y resurrección, en favor de todos los hombres. Sin misa, pues, no hay ni puede darse funeral propiamente dicho.Sí puede haber una celebración de la Palabra, sin misa.

Por lo expuesto, los que tenemos fe, sabemos que una misa no tiene precio, ni se paga con todo el oro del mundo. No debe negarse a ningún bautizado a no ser que explicita y claramente constase su negativa o apostasía.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris