Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Slán Leat

Diego Contreras (Sevilla)
Redacción
viernes, 9 de mayo de 2008, 17:04 h (CET)
Después de 11 de años de éxitos como Primer Ministro de Irlanda, Bertie Ahern se ha visto obligado a hacer las maletas y entonar el Slán leat (adiós en gaélico).

En 15 años, Eire ha pasado de cerrar todas las estadísticas económicas europeas a ser el segundo Estado más rico de la misma, si medimos ésta en renta per cápita, de todo el continente, gracias la política impulsada por Aher y el Fianza Gael, altamente comprometida con la innovación tecnológica y su desarrollo, sin descuidar la esencia de la verde y melancólica Irlanda, ya sea potenciando un turismo de calidad y sostenible, ya sea promoviendo el idioma gaélico sin desaprovechar su verdadero vehículo de comunicación, que desde luego y pese a quien pese, es el inglés. No sólo eso: como Taoiseach o Primer Ministro del Eire, ha sido actor principal del proceso de paz del Ulster que, junto a Blair, Adams, Trimble, Hume o Paisley, ahora sí parece que llegará a buen fin. Desarrollo económico, paz en el turbulento norte, implicación europea más allá de la habitual servidumbre a Gran Bretaña, entre otros éxitos. ¿Podemos pedirle más a un político en poco más de una década de gobierno? Pues sí. Si se pone en entredicho su integridad moral en base a un presunto delito económico, él decide retirarse y brindar por ello en su pub favorito con los amigos. Si muchos de nuestros políticos tuvieran una hoja de servicios tan brillante como la de Ahern, dudo mucho que se retiraran tras 11 años de Gobierno. Es la última lección de Irlanda al mundo, y debemos tomar nota de ese gesto. Quién lo diría hace unos años, pero qué envidia nos dan los irlandeses. Bravo por el Taoiseach.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris