Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Los informativos de Sánchez-Dragó y otras tropelías

Mario López (Madrid)
Mario López
viernes, 9 de mayo de 2008, 17:04 h (CET)
El otro día leí en la prensa una carta de Fernando Sánchez-Dragó en la que insulta gravemente a un periodista por haber cometido la osadía de criticar la manera suya de dirigir el programa de información general Diario de la Noche; le pone en la disyuntiva de considerarse cabrón o idiota –“ignaro de lo que significa el contexto e incapaz de entender una figura tan vieja como el mundo: la ironía”. Y continua, para aclararnos su forma de entender la información, que “acoté el territorio de la información y expulsé del ámbito de ésta los deportes, el sacramento del fútbol, los sucesos delictivos, los malos tratos, los muertos en carretera, la pederastia, los ecos de sociedad, las bodas, los cuernos y los divorcios, los conciertos de rock, los pases gráficos de películas, las pasarelas (Cibeles incluida), la llegada de náufragos y buques a las costas españolas, la cocina creativa, Madrid Fusión, ARCO y tantas otras idioteces, perversiones o iniquidades del satiricón que nos rodea”.

Bien. No habría nada que objetar –salvo censurar el insulto y el tono pedante del documento- si el programa que se debate fuera uno de contenido cultural, al estilo de Noches Blancas que también conduce o condujo don Fernando. Pero Diario de la Noche es el principal programa de información general en prime time de la única televisión pública con la que cuenta la Comunidad de Madrid. Al margen de que meter en el mismo saco a la pasarela Cibeles y la llegada de náufragos a las costas españolas es una iniquidad inaceptable, lo que ha hecho Sánchez-Dragó no es nada nuevo; ya lo hizo durante treinta y seis años el general Franco. Se trata de un inadmisible atentado contra el derecho de los ciudadanos a la información; derecho consagrado en la Constitución Española y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos aprobada y proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 217 A (III) de 10 de diciembre de 1948. Me da igual que la motivación que le haya impulsado a obrar de forma tan profundamente dictatorial sea parecer el más ilustrado vocero del satiricón que nos rodea o el mejor de los siervos de la señora Aguirre. El caso es que Fernando Sánchez-Dragó ha confesado de manera meridianamente clara haber cometido un delito contra el conjunto de los madrileños. Desde hace muchos años estoy hecho a la idea de que en la Comunidad de Madrid el respeto a los derechos democráticos de los ciudadanos brilla por su ausencia y no espero que el ilustre enfant terrible del neoliberalismo mediático castellano pague por ninguna de sus muchas tropelías, pero diciendo lo dicho me he quedado más a gusto.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris