Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

El tercer hijo

Pascual Mogica
Pascual Mogica
viernes, 9 de mayo de 2008, 04:17 h (CET)
Tres, eran tres los hijos de Aznar. De los tres dos de ellos se marcharon de casa antes de que el mayor de ellos les echara. De los dos que se fueron, uno de ellos, Eduardo, se fue en busca de la fortuna y el otro, Ángel, no se sabe aún si lo hizo con intenciones de, en un futuro, intentar medrar en su tierra natal: Ávila.

Los dos que se fueron, Eduardo y Ángel, eran personajillos que se dedicaban a practicar la mentira, organizar la bronca y a crispar a sus compatriotas. Este último, Ángel, ha afirmado en su despedida que se ha dejado la piel en estos cuatro últimos años trabajando, no se sabe bien si para la casa o para su hermano mayor. No tengo yo muy claro si él se ha dejado la piel o quería arrancársela a los que juegan en el equipo contrario. El primogénito, llamado Mariano, se queda en casa, como si él no hubiera tenido nada que ver con los platos que han roto sus hermanos y que, como consecuencia de ello tan malos resultados han dado hasta el punto de haber puesto la casa patas arriba y que por esta causa se ha visto obligado a poner en la calle a sus dos hermanos que eran dos incordios. Lo que es extraño es que en una familia con un padre tan rígido, Aznar, este y su hijo mayor, Mariano, no hicieran nada por frenar a estos dos hiperactivos chiquillos que no dejaban nada quieto, lo cual me lleva a pensar que tanto el padre como el hermano mayor son tan culpables como los dos hijos y hermanos que han lanzado al “arroyo” sobre todo al llamado Eduardo, que es muy comiente y a la mejor va a pasar hambre por falta de medios económicos.

En fin, eso son cosas de familia y no hay porqué entrometerse en sus asuntos.

Noticias relacionadas

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago

Los taxistas, Ávalos (Fomento) y el control de los alquileres

“En el mejor de los casos, la consecuencia de fijar un precio máximo a un artículo determinado será provocar su escasez.” Henry Hazlitt

Foro de Davos y globalización

Es positivo que se reúnan muchos jefes de gobierno de todo el mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris