Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   PRIMERA DIVISIÓN-JORNADA 36   -   Sección:   Fútbol

Baño antológico del Madrid a un Barça moribundo (4-1)

Tras el pasillo el campeón de Liga destrozó al conjunto azulgrana
Redacción
martes, 6 de mayo de 2008, 19:21 h (CET)
El Barcelona firmó su epitafio tras dos años sin títulos. Raúl, Robben, Higuaín y Van Nistelrooy pusieron con sus goles el broche de oro a la temporada blanca. Henry maquilló la debacle con su tanto. Los azulgrana nunca entraron en el partido. El Madrid alcanzó la excelencia con un rival deprimido.

FICHA TÉCNICA
4- Real Madrid: Casillas (3), Sergio Ramos (2), Pepe (2), Heinze (2), Marcelo (3), Gago (3), Diarrá (3), Sneijder (2), Guti (2), Robben (2), Raúl (2)
1- F.C Barcelona: Víctor Valdés (-), Zambrotta (1), Márquez (-), Puyol (-), Abidal (1), Touré (1), Xavi (1), Gudjohnsen (-), Messi (1) Henry (1), Bojan (1)
Cambios : En el equipo local Higuaín (3) por Robben (60’), Robinho (2) por Guti (72’) y Van Nistelrooy (2) por Raúl (75’). Por los visitantes jugaron Giovani (1) por Gudjohnsen (23’), Sylvinho (1) por Márquez (46’) y Edmilson (-) por Sylvinho (59’).
Goles: 1-0 Raúl, min 12 tiro ajustado al palo desde la frontal; 2-0 Robben, min 20 de cabeza en el área pequeña; 3-0 min 63 Higuaín marca en el área; 4-0 min 78 Van Nistelrooy de penalti; 4-1 min 86 Henry resuelve con mucha clase.
Árbitro: Pérez Burrull (colegio cántabro) (1). Amonestó en el equipo local a Sneijder (40’), Heinze (83’) y Pepe (89’). Mientras en el equipo visitante se llevaron la cartulina amarilla Touré (19´), Márquez (38’), Henry (49’) y Valdés (56’). Expulsó a Xavi por doble amarilla (90’).
Incidencias: Lleno. 85.000 espectadores en el estadio Santiago Bernabéu. Terreno de juego en buenas condiciones.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: El grupo merengue
El Madrid es una piña. Un auténtico grupo en el que todos trabajan al unísono. Da igual quien juegue porque todos aportan su granito de arena.
Lo peor: Epitafio del Barça
Fin de ciclo. El Barcelona culminó su nefasta temporada encajando una goleada ante su eterno rival.
El dato: Hace 20 años
El 30 de abril de 1988 en el Camp Nou fue el último pasillo del Barça de Luis Aragonés al Madrid de Leo Beenhakker .
Pablo Primo/ Corresponsal en Madrid

El Madrid se cobró a su víctima más ilustre en el Bernabéu. Retrató la miseria de su enemigo como ya no se recuerda para acabar abrumando al cuadro de Rikjaard que sólo pudo suplicar clemencia ante la maquinaria merengue. El vigente campeón firmó el epitafio de su eterno rival que busca renovarse para no volver a repetir una nefasta temporada.

Pocas veces ha sido tan abismal la diferencia entre los dos grandes. Porque los blancos liquidan a sus contendientes y los azulgrana están a la espera de mejores tiempos. El derroche de superioridad merengue evidenció la degradación de la entidad de Joan Laporta. Las tropas de Schuster sentaron cátedra desde el 1 al 90. Aplastaron a su rival desde el mediocampo para extender su influencia a todas las líneas del campo y conseguir un resultado que mostró una aparente desigualdad en un envite tan emocional como el clásico.

El pasillo
21:55. Fue el clímax en una calurosa noche de la capital estatal. El momento más morboso y esperado, cuando el campeón de Liga recibió el homenaje de un Barça deprimido. Fueron unos segundos que sirvieron de preámbulo a la acción del partido, al espectáculo de un derbi descafeinado pero con los alicientes suficientes para deleitar al aficionado del choque por antonomasia.

El Madrid decidió juntar sus cuatro centrocampistas sobre el verde con la misión de ganar balón. Una organización contra un conato de equipo que vivió el choque como un auténtico castigo. Un conjunto apático con sangre de horchata que deambuló por el Bernabéu conocedor que la segunda plaza era imposible tras el triunfo del Villarreal.

La inquietud culé llegó cuando Raúl decidió rondar el área y el pavor cuando ajustó la pelota en el palo derecho de Valdés. Fue el golpe de autoridad del campeón y un guiño del capitán blanco a la Eurocopa. Pero la inoperancia visitante recibió otro mazazo en un saque de falta de Guti que Robben, como en Pamplona, enviaba a la red. Sólo 20 minutos y el Barça era un juguete en las manos del Madrid.

Con el vendaval blanco la lluvia arreció en Chamartín y refrescó las ideas de Rikjaard. El técnico sentó a Gudjohnsen para mandar al extremo zurdo a Giovani y liberar a Messi. Sin sentido porque el Madrid dominó con más holgura la parcela ancha. La hegemonía del motor merengue tuvo un nombre propio: Diarrá. El de Malí estuvo en todas partes. Asistió, cortó… sólo le faltó el gol.

Un Barça roto
El Madrid se apoderó del balón e impuso el ritmo que quiso. A su antojo, alto para ahogar a un Barça que trataba inútilmente de espantar a un gigante al que no hacía ni cosquillas. Valdés parecía una diana. Así, los blancos hurgaron en la herida rival sin descanso. Un equipo crecido, una maquinaria engrasada que metió mano en la alcoba del Barça más débil de la temporada hasta el intermedio.

Los culés no mejoraron tras el descanso y quisieron pasar de puntillas por un derbi que le vino grande a Márquez, Bojan o Giovani. Xavi no tuvo presencia, y Touré acabó quemado de sofocar tantos incendios en su caritativa zaga. El Barça se desesperó poco a poco e Higuaín firmó la esquela azulgrana en una maravillosa contra que ingenió un sorprendente Diarrá. El imponente mediocampista echó una carrera a Edmilson y sirvió al desmarque del Pipita que ejecutó a Valdés.

Con media hora por delante el aluvión siguió su curso. Un monólogo del jefe de la Liga culminado con un penalti de Van Nistelrooy, ya de vuelta. Y cuando el público reclamaba la ansiada ‘manita’, Messi, el driblador argentino, decidió probar a Casillas para sacar su orgullo y colocar el honor azulgrana con una asistencia al tanto de Henry. El Barça se salvó de una paliza dolorosa pero el desastre se había consumado. Su magnitud traerá cola.

Noticias relacionadas

Una Real con nueve vence al Huesca gracias a Mikel Merino

El partido pudo haberlo ganado cualquiera de los dos contendientes

'Manita' del Sevilla para iniciar el camino a la sexta

Subsanando los errores en LaLiga

El Betis domina en Grecia, pero no culmina

Los de Setién empatan sin goles con Olympiacos en su vuelta a Europa cuatro temporadas después

La RFEF impedirá que el Girona-Barça se dispute en Miami

Enviarán una carta a Javier Tebas con la prohibición

Bayern y United vencen a domicilio y el City pincha en casa ante el Lyon

CSKA Y Plzen empatan; El Madrid, líder
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris