Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Palco Vip   -   Sección:  

El pasillo orgásmico

Daniel Sanabria
Daniel Sanabria
miércoles, 7 de mayo de 2008, 03:14 h (CET)
La primera vez que escuché que el Barcelona podía hacer pasillo al Real Madrid Chikilicuatre aún era un desconocido en nuestra sociedad. Ahora, Rodolfo es una realidad eurovisiva y el pasillo una escena del futuro que todos ya vemos aunque no tengamos bola de cristal. Todos los madridistas soñaban con ese momento: el equipo saltando al terreno de juego flanqueado por los jugadores del Barcelona. Sí, está muy bien, pero ¿y luego?

Luego noventa minutos en los que el Madrid no se juega nada, y el Barcelona menos. El partido más importante del año y menos interesante de la temporada. Por eso yo me he estado preguntando por qué el madridismo prefería el pasillo del Barça a ganar la Liga matemáticamente ante el propio Barcelona. El pasillo es como una eyaculación precoz, 20 segundos de placer intensísimos, pero sólo 20 segundos. Empiezas y fin. En cambio, ganar la Liga ante el Barça sería pasar la noche perfecta, hora y media disfrutando de las mejores sensaciones, mirando a la cara a los rivales mientras piensas “cuando pite el árbitro somos campeones de Liga”.

Pero no, en los últimos meses el Barça es ‘huevito’, como en nuestra infancia: el más pequeño se libraba de contar al escondite. Juega pero no cuenta. Y eso pasará mañana, jugará el Barcelona porque lo pone en el calendario, pero no tiene ganas ni de intentar ser segundo. Y eso que les afecta personalmente a sus vacaciones porque tendrán que volver antes para preparar la ronda previa de Champions. Como me decía mi madre cuando era crío y no estaba de acuerdo con mis intenciones… “tú mismo”.

Demasiados paseos está dando la prensa deportiva por ese pasillo que se inventó hace años. Tanta importancia y tantos focos está acaparando que para los jugadores del Barça se está convirtiendo en el corredor de la muerte, y el domingo Deco y Eto’o decidieron que son muy jóvenes para morir. Sólo tenían una forma de escaparse: huyendo. Y huyeron, dejando mañana a sus compañeros en calzones ante 80.000 risas.

Tengo incertidumbre por ver el Madrid-Barça más descafeinado de lo que mi memoria recuerda. ¿Habrá la tensión de siempre? ¿Habrá ganadores y perdedores? ¿Si gana el Barça 0-4 realmente el Madrid habrá perdido aunque tenga la Copa de la Liga sonriendo en una mesita en la banda? No lo sé, pero al menos vamos a tener el pasillo que todos hemos pedido a los Reyes Magos. Estoy expectante a ver qué pasa en él.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris